Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
liver served with potatoes and salad

Hígado: la Víscera más Popular

By Migdalis Pérez, November 10, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

¡Qué duda cabe de que el hígado es la víscera más popular! Da lo mismo si es de res, cerdo o ave. El caso es que a muchos les encanta. Yo me incluyo en ese grupo, pues en verdad me gusta bastante. Incluso, de pequeña, lo prefería por encima de cualquier tipo de carne. ¡Di tú!

Claro, mi mamá es la mejor preparándolo. Y yo he terminado por aprender sus trucos (ya sabes, hijo de gato, caza ratón). Digamos entonces que me he “especializado” en preparar hígado a la italiana y en bistec, principalmente. Estos platillos son los preferidos en mi casa.

Creo que la clave de tal aceptación se debe a que picamos la víscera en daditos muy pequeños, o en filetes bien finos, respectivamente. Así absorbe mejor los condimentos“, asegura mi madre, y yo la secundo. Al hacer esto, el sabor de ambos platos mejora considerablemente (si no los preparas así, prueba y ya me contarás).

Lo otro es que al hígado a la italiana siempre lo adobamos con vinagre, vino tinto y sal (además de las otras especias: ajo, cebolla, ají pimiento, etc.) y lo dejamos así durante una hora. Después lo cocinamos bien, pero tratando de que no quede duro. ¿Los acompañantes? Arroz blanco y tostones. ¡Delicioso!

En cuanto a los bistecs, igualmente les hacemos un buen aliño, sobre todo, con mucha cebolla y naranja agria (o limón). Y como nos gustan casi fritos, los cocinamos muy bien por ambos lados. Este platillo combina con arroz blanco y papas fritas (o con yuca bien blandita).

Aparte de estas dos recetas, hay otra que preparamos a veces. Se trata de higaditos de pollo en salsa. Además de sabrosos, son muy fáciles de elaborar. Primero, hacemos un buen sofrito con ajo, cebolla y puré de tomate; luego, añadimos las vísceras, cortadas en trozos pequeños, y después, le agregamos vino tinto (suficiente para que se ablanden bien).

Como los platillos anteriores, éste combina perfectamente con arroz blanco. Solo que a nosotros nos gusta acompañarlo también con plátanos maduros fritos. ¡Es una delicia para los niños! A propósito de los peques, no sé si el sabor más suave de los higaditos de pollo es el responsable de que ellos los prefieran antes que al hígado de res o de cerdo. ¿Qué crees tú? ¿Quieres hacer la prueba en casa? Vamos, anímate y cuéntanos.

popped Migdalis Pérez
Aunque mi familia dice que "como un pajarito" porque prefiero porciones más pequeñas, me encanta cocinar, descubrir nuevos sabores, y experimentar con recetas exóticas. Disfruto de programas de cocina y siempre estoy en la búsqueda de cualquier sugerencia o truco para ayudarme a mejorar mis habilidades culinarias. También me gusta sorprender a mis seres queridos con nuevos platos, volver a conectar con ciertos alimentos de mi infancia (los que nunca se olvidan), visitar nuevos restaurantes, y explorar la gastronomía de otros países. Soy periodista, cubana, y vivo en Miami donde me dedico por completo a la escritura. No dudes en visitar mi proyecto personal en revistacatalejo.com

revistacatalejo.com

Comentario