Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
donas glaceadas de colores brillantes

Celebremos el Día de la Dona (Donut Day)

By Constanza Morales Oliver, June 07, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Homero Simpson y yo estamos hoy de fiesta, pues se celebra el snack predilecto del mítico personaje de la popular serie animada (y seguro que de otras miles de personas.) El Día de la Dona, que se lleva a cabo el primer viernes de junio, precede por mucho al patriarca Simpson y su famosa familia amarilla. Comenzó en 1938 gracias al Salvation Army, que quiso honrar a las mujeres que servían donas a los soldados durante la Primera Guerra Mundial.

La dona en sí también es un bocadillo de largo alcance. Se cree que comenzó a consumirse en Estados Unidos gracias a la influencia holandesa y alemana, culturas que cuentan con versiones similares como el Berliner germano o el oliebol neerlandés. Hoy el universo de las donas cuenta con una variedad fascinante, característica que puedes aprovechar al máximo para armar una divertida celebración.

Puedes optar por las versiones con azúcar glaseado o en polvo, o cubiertas de crema de chocolate, vainilla, fresa y otros sabores. También las puedes servir de mermelada, crema y dulce de leche, modalidad que abandona la forma tradicional agujereada para poder acomodar el relleno.

Y aprovechando su consistencia y forma, también puedes utilizar las donas como emparedado para disfrutar de ingredientes rellenos salados como jamón y queso, huevo frito y hasta hamburguesas.

Deleita tus sentidos con un universo de creaciones hechas a partir de la tradicional dona.

popped Constanza Morales Oliver
Nací en Colombia pero me convertí en boricua después del matrimonio. Yo nací para ser periodista, pero también siento una gran pasión por la literatura infantil. Me mudé al sur de Florida y pronto descubrí un fascinante mundo - ¡mi cocina! Cuando cocino, regreso a mis raíces periodísticas: investigo y exploro. Me gusta pensar en mi cocina como una biblioteca, donde el elemento más importante es un viejo tarjetero lleno de recetas, notas y sugerencias acerca de mis descubrimientos. Mi familia es muy diversa, y como tal, mis platos favoritos son los que honran la diversidad que define la cocina latina. Después de todo, creo que esa es la mejor manera de reinventar nuestras tradiciones y asegurar que sobrevivan generación tras generación.

Comentario