Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Celebremos el Día del Chocolate con Menta

Celebremos el Día del Chocolate con Menta

By Constanza Morales Oliver, February 19, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Hoy es una de esas celebraciones que me gustan más por las posibilidades que esconden que por la dedicación en sí. Hablo del día del chocolate con menta, quizá el menos favorito en mi interminable lista de ‘tentaciones irresistibles’, aunque confieso mi absoluta debilidad por estas barras de chocolate y menta.

Me encanta la idea de celebrar este día porque me permite hablar de un magnífico condimento: la hierbabuena, una hierba aromática que tiene grandes propiedades dentro de la medicina natural, pero también un amplio y versátil campo de acción en la cocina, donde aporta sabor y frescura.

Personalmente me gusta usar hierbabuena porque es uno de esos ingredientes que no se desperdicia pues de la hierbabuena usamos tanto el tallo como las hojas, éstas últimas frescas o secas. Combinando estas dos partes frescas podemos dar con salsas ideales para carnes, especialmente la de cordero. Una exquisita combinación son estas chuletas de cordero con pesto de menta.

La frescura de esta hierba de tallo y hojas verdes brillantes también es ideal en ensaladas. Un delicioso ejemplo es esta ensalada que lleva melón, limón y menta.

En el campo de las bebidas tal vez asociamos la hierbabuena con el tradicional mojito. Pues bien, sorpréndete y deléitate porque a partir de allí puedes llegar a los dulces terrenos de la repostería. Prueba este pastel de mojito o estas irresistibles galletas con crema de menta.

Para cerrar te invito a brindar por la hierbabuena con esta fresca bebida de naranja y menta.

popped Constanza Morales Oliver
Nací en Colombia pero me convertí en boricua después del matrimonio. Yo nací para ser periodista, pero también siento una gran pasión por la literatura infantil. Me mudé al sur de Florida y pronto descubrí un fascinante mundo - ¡mi cocina! Cuando cocino, regreso a mis raíces periodísticas: investigo y exploro. Me gusta pensar en mi cocina como una biblioteca, donde el elemento más importante es un viejo tarjetero lleno de recetas, notas y sugerencias acerca de mis descubrimientos. Mi familia es muy diversa, y como tal, mis platos favoritos son los que honran la diversidad que define la cocina latina. Después de todo, creo que esa es la mejor manera de reinventar nuestras tradiciones y asegurar que sobrevivan generación tras generación.

Comentario