Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
restos de comida en una refrigerador

Reinventa los Almuerzos Utilizando las Sobras de Comida

By Laura Fuentes, July 31, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

La comida sobrante, puede ser la mejor amiga de tu lonchera y una de las ideas culinarias más creativas que puedas tener. Lo único que necesitas es un poco de planificación y el deseo de expandir tu menú diario más allá de la mantequilla de maní y jalea.

La mayoría de nosotros cocinamos alimentos como pollo, pasta, arroz, cazuelas y sopas durante la semana. En ocasiones nos sobran una o dos porciones y nadie parece estar interesado en recalentarlo y comerlo al día siguiente. Si envías la comida sobrante de la noche anterior en la lonchera, probablemente escucharás alguno de tus hijos decir; “Pero mamá, eso fue lo que cenamos anoche”.

Los niños son así. He aprendido a re-inventar nuevos platos con la comida sobrante. Ya no envío en la lonchera, para el almuerzo del próximo día, la misma pechuga de pollo a la plancha de la cena del día anterior, esperando que se la coman. En lugar utilizo la misma pechuga de pollo para crear una sabrosa quesadilla, “wrap” o ensalada.

Vamos a hablar acerca de cómo transformamos esas sobras de comida que tenemos en el refrigerador en unos almuerzos que nuestros hijos quieran comer.

Pollo
No importa si lo asas, horneas, hierves o lo haces a la plancha en la cena, con el podrás crear almuerzos increíbles. Utiliza el pollo a la plancha en ensaladas y la convertirás en una comida balanceada y completa. Podrás hacer un “sandwich” utilizando mayonesa o yogurt Yoplait griego; le puedes añadir apio para un toque más crujiente o un poco de mostaza criolla para más gusto. También puedes rellenar pan pita con lechuga rallada, pollo, queso feta y humus.

¿Quieres preparar algo del Sur de la frontera? Una quesadilla es la comida perfecta para esas pequeñas manitas de nuestros niños. Precalienta un sartén con un poco de aceite y coloca una tortilla con queso rallado y pollo. Añade un poco de salsa y crema amarga (“sour cream”) como aderezo. A tus niños le va a encantar!

Pasta
A mi hijo le encanta la sopa de macarrones con queso, y es muy sencillo guardar las sobras en un termo. Pero, ¿qué hacemos con la pasta (sola) que nos sobra? ¡Muchísimas cosas!

Añade un nuevo aderezo o marinado a la pasta, es una manera de revivirla para el día siguiente. Con un poco de aceite de oliva, queso parmesano y vegetales lograrás un almuerzo colorido y completo. Una de las ventajas de la pasta es que la puedes comer fría o caliente.

Los espaguetis pueden ser enviados a la escuela en un termo, añadiendo las sobras de la salsa de carne o puedes hornearlos en un molde de magdalenas y presentarlos como nidos de aves. La clave es utilizar los alimentos sobrantes y añadir algunos ingredientes para darle vida nuevamente a los alimentos.

Arroz
Todos los lunes cocino arroz y habichuelas en casa. Claro, me aseguro de cocinar arroz extra, para los almuerzos de la semana.

Uno de nuestros platos de arroz favoritos es mi receta de Arroz Frito fácil de preparar. Lo llamo fácil porque el arroz ya está cocido y el resto de los ingredientes que necesitaré los preparo en 5 minutos o menos. Simplemente calienta un poco de aceite en un sartén y bate un par de huevos. Luego, añade el arroz, guisantes congelados, maíz, zanahorias y un poco de salsa soya. ¡En 5 minutos tendrás un suculento plato asiático!

Los sobrantes de arroz pueden ser utilizados con tu aderezo favorito, cubitos de jamón y algunos vegetales crujientes. Las ensaladas frías de arroz son excelentes para los meses de calor, pues usualmente no requieren refrigeración.

Espero que estés contenta de aprender a renovar tus sobras de la cena, creando obras maestras para los almuerzos. La próxima vez que estés haciendo pollo a la plancha o hirviendo pasta, recuerda cocinar más cantidad de estos alimentos. Recuerda la mantra de las mamás “cocina una vez y come dos veces”. Esto te ahorrará mucho tiempo y te dará inspiración para crear cosas nuevas en la lonchera.

popped Laura Fuentes
Nací en España y me crecí a base de Tapas. Actualmente resido en lo que yo llamo "Suburbia Sur" junto a mi marido y mis 3 hijos. Mis pasiones son la familia, la buena comida y una vida llena de amor. En mi blog personal, SuperGlueMom.com, escribo sobre la maternidad, la buena comida, y como mantener la calma.

SuperGlueMom.com

Comentario