Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Glasses of vegetable juice

Juicing vs. Blending: Dos Opciones Diferentes Pero Igual de Refrescantes

By Elvira de las Casas, June 09, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

El juicing, esa tendencia que ha causado furor en los últimos años entre los amantes de la comida fresca y natural, es una opción muy conveniente para el verano, cuando las frutas y vegetales están en todo su esplendor y el cuerpo pide bebidas refrescantes.

Si no estás familiarizado con el término, debes saber que la palabra proviene de juice, que significa jugo en inglés, y consiste en hacer jugos frescos de frutas y vegetales crudos en combinaciones que son verdaderamente deliciosas.

Los jugos de frutas son, de por sí, muy sabrosos, y el amargor de algunas verduras como el apio, la col y la espinaca, permite descubrir nuevos sabores en combinaciones que, a primera vista, podrían parecer extravagantes, como la manzana y el apio.

Casi cualquier fruta o verdura, con excepción del plátano y el aguacate, sirve para hacer jugo. Están los clásicos, como el de tomate, o el de zanahoria y remolacha, que gusta a casi todo el mundo. Pero el juicing va mucho más allá, mezclando hojas de col, brócoli, nabos, pepinos, perejil, calabacín o pimientos con frutas como piña, naranja y melón. Si prefieres los jugos dulces, puedes agregarle un endulzante natural, como miel de abejas o estevia.

Una vez que comiences a combinar sabores, te vas a asombrar de las posibilidades infinitas que ofrece el juicing.

El único inconveniente es que necesitarás un extractor de jugos. Además, para que conserven toda su frescura y no se oxiden, deberás prepararlos en el momento en que los vas a consumir.

Con un extractor se desecha la pulpa seca y exprimida de las frutas y los vegetales. Pero si lo prefieres, puedes utilizar una licuadora regular y preparar los jugos con la fibra incluida, como lo hacen los seguidores de otra tendencia parecida al juicing: el blending, que en inglés significa mezclar.

Si quieres probar alguna de las dos tendencias, comienza combinando frutas y vegetales con cuyos sabores estés más familiarizada, y a medida que vayas aventurándote a probar nuevos sabores, podrás dar rienda suelta a tu imaginación.

Algunas de las mezclas más populares son: pepino, apio, menta, col rizada y limón; piña, espinaca, limón, jengibre, pepino y manzana verde; espinaca, pepino, cilantro, zanahoria, berenjena y naranja; y zanahoria, pepino y remolacha.

¿Te animas a probar el juicing o el blending este verano? Cuando lo hagas, no dejes de compartirnos tus combinaciones preferidas.

popped Elvira de las Casas
Aunque nací en Cuba, he vivido en Estados Unidos durante 22 años, y he trabajado como reportera y editora de varias publicaciones. Soy madre de dos hijos, tengo tres nietos y un marido maravilloso. Él decidió casarse conmigo después probar mi receta de frijoles colorados, lo que demuestra que el amor entra por la cocina. Contrariamente a la creencia popular, los cubanos sólo comen carne de cerdo y frijoles negros en la víspera de Navidad y otras fiestas. El resto del tiempo, tenemos una gran variedad de recetas para elegir. La tradición culinaria cubana ha ido evolucionando desde la época colonial y tiene influencias africanas. Es un crisol de culturas riquísimas. Los invito a probar un bocado.

Comentario