Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Incorpora la Malta en tus Recetas

Incorpora la Malta en tus Recetas

By Elvira de las Casas, May 14, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

La malta es una bebida que está muy ligada a mi niñez, como a la de la mayoría de los cubanos de mi generación. Recuerdo que los domingos mi abuela la preparaba con leche condensada y la servía con galletitas de María. Era un ritual que se repetía cada fin de semana, por eso lo tengo tan claro en la memoria.

Para las personas de la edad de mis padres, la malta era una especie de bebida milagrosa, capaz de restaurar las fuerzas de los enfermos y llenar de leche los pechos de las nuevas madres para alimentar a sus hijos. Estas creencias no estaban científicamente respaldadas, pero se basaban en un anuncio de televisión muy popular de hace más de 50 años, en el que un boxeador atribuía su fortaleza a la malta que bebía regularmente.

Mercadotecnia aparte, lo cierto es que ese alimento es el resultado del proceso de malteado de la cebada o el trigo, y a muchos les gusta tomarla bien fría. Pero pocos conocen su utilidad en la cocina, donde puede emplearse para darle un sabor especial a los platos.

Por ejemplo, las costillas de cerdo quedan riquísimas si se preparan en una salsa de cebolla, pimentón, ajo, sal pimienta y el contenido de una lata de malta. Esto se cocina a fuego lento hasta que el líquido se evapora y queda una salsa espesa en el caldero.

El pollo también queda muy sabroso si, después de sazonarlo con ajo y cebolla, se sofríe en aceite caliente, se le agrega una malta y se termina de cocinar a fuego lento.

Y hasta las pastas pueden favorecerse con el dulce sabor de la malta. Haz una salsa salteando tomate, cebolla, cebollinos y ajo, agrega la malta y deja cocinar hasta que el líquido se reduzca.

Si, por otra parte, quieres probar una salsa de hongos exquisita, con la que podrás acompañar cualquier tipo de carne, saltea ajo, cebolla y hongos piaditos en aceite de oliva, incorpora una malta, sal y pimienta a gusto, y dos cucharadas de mantequilla. Sírvela directamente sobre la carne o, si prefieres usarla en las pastas, espolvoréale también queso parmesano rallado.

¿Sorprendida? Yo también me sorprendí cuando descubrí este uso de la malta en la cocina, pero te aseguro que te va a encantar. ¡Pruébalo hoy mismo!

popped Elvira de las Casas
Aunque nací en Cuba, he vivido en Estados Unidos durante 22 años, y he trabajado como reportera y editora de varias publicaciones. Soy madre de dos hijos, tengo tres nietos y un marido maravilloso. Él decidió casarse conmigo después probar mi receta de frijoles colorados, lo que demuestra que el amor entra por la cocina. Contrariamente a la creencia popular, los cubanos sólo comen carne de cerdo y frijoles negros en la víspera de Navidad y otras fiestas. El resto del tiempo, tenemos una gran variedad de recetas para elegir. La tradición culinaria cubana ha ido evolucionando desde la época colonial y tiene influencias africanas. Es un crisol de culturas riquísimas. Los invito a probar un bocado.

Comentario