Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Hummus y Tahina: ¿Sabes Diferenciar Estas Dos Pastas?

Hummus y Tahina: ¿Sabes Diferenciar Estas Dos Pastas?

By Elvira de las Casas, October 02, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

El hummus fue, por mucho tiempo, el único plato de la gastronomía árabe con el que estuve familiarizada. Hasta que una amiga de mi hijo, descendiente de libaneses, comenzó a visitarnos. Un día, ella se ofreció a prepararnos unos aperitivos y la vi preparar por primera vez la tahina o tahini.

A simple vista, la tahina parece un hummus, pero al conocedor de la comida árabe no se le escapa la diferencia. Mientras que la primera es una pasta elaborada con semillas de sésamo, la segunda es una pasta de garbanzos, a la que puede agregarse tahina, según el gusto de cada cual. Ambos platos forman parte de la cocina de países como Arabia Saudita, Argelia, Jordania, Egipto, Palestina, Marruecos y el Líbano. Últimamente, se han popularizado bastante en el mundo occidental, gracias al auge del estilo de vida vegetariano.

Aunque las dos salsas se pueden comprar envasadas en tiendas especializadas y en muchos supermercados, se pueden elaborar en casa fácilmente, pues requieren muy pocos ingredientes. ¡Te lo aseguro yo, que no soy ninguna especialista en la cocina árabe y me han quedado deliciosas!

Para el hummus, solamente necesitas garbanzos de los que venden enlatados, en agua con sal. Los procesas en la licuadora y les añades ajo, jugo de limón, aceite de oliva, comino, pimienta, sal y perejil picadito. Opcionalmente puedes agregarle unas cucharaditas de tahina.

La tahina la puedes preparar tostando semillas de sésamo en una sartén. Después, machacas las semillas en un mortero y le agregas aceite de oliva. Sencillo, ¿verdad? También se acostumbra a diluirla en zumo de limón y agua para acompañar las brochetas, la shawarma y el falafel, platillos de carne y garbanzos típicos del mundo árabe.

Después de preparadas, estas pastas duran muchos días guardadas en el refrigerador. Cuando las voy a servir, yo les agrego perejil picado y pimienta roja, y aunque lo ideal es untarlas en pan de pita, he usado también pan regular tostado y sabe exquisito.

Ahora que ya conoces la diferencia entre dos de las recetas más populares del Medio Oriente, ¿qué esperas para probarlas? Estoy ansiosa por saber si te han gustado.

popped Elvira de las Casas
Aunque nací en Cuba, he vivido en Estados Unidos durante 22 años, y he trabajado como reportera y editora de varias publicaciones. Soy madre de dos hijos, tengo tres nietos y un marido maravilloso. Él decidió casarse conmigo después probar mi receta de frijoles colorados, lo que demuestra que el amor entra por la cocina. Contrariamente a la creencia popular, los cubanos sólo comen carne de cerdo y frijoles negros en la víspera de Navidad y otras fiestas. El resto del tiempo, tenemos una gran variedad de recetas para elegir. La tradición culinaria cubana ha ido evolucionando desde la época colonial y tiene influencias africanas. Es un crisol de culturas riquísimas. Los invito a probar un bocado.

Comentario