Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Egg rolls and sauce

Salsa Hoisin: Incorpórala a Tus Recetas

By Elvira de las Casas, April 27, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

La salsa hoisin es un ingrediente con el que seguramente estás familiarizada si te gusta preparar o comer platos de la cocina asiática. Sin embargo, si no es así, es probable que no sepas diferenciarla de una salsa de soya común y corriente.

La palabra “hoisin” significa “mariscos” en cantonés, y es precisamente en Cantón, una region de China, donde surgió este condimento para acompañar la comida proveniente del mar. Hoy en día, su uso no se limita solamente a los pescados y mariscos, sino que se extiende a toda una variedad de platos.

En la cocida china y taiwanesa, la salsa hoisin se usa para acompañar algunos alimentos, como el famoso pato pekinés, o como ingrediente de los “rollitos primavera”, pero también se usa para marinar la carne de cerdo. En Vietnam, esta salsa se suele agregar a la sopa Pho.

Si eres como yo, seguramente querrás saber qué ingredientes contiene esta salsa antes de probarla por primera vez. Pues bien, la hoisin, considerada por muchos como la salsa barbacoa de la gastronomía asiática, contiene básicamente batata, semillas de soya tostadas, ajo, sal, vinagre y agua. Algunas veces se le añade pasta de sésamo o harina de maíz como espesante. A pesar del origen de su nombre, la salsa Hoisin no incluye mariscos. Tampoco incluye ciruelas, aunque por su color y consistencia muchos la confunden con la también famosa plum sauce (salsa de ciruelas).

Yo uso la salsa hoisin para aderezar carnes y pollo a la parrilla y a todos en mi casa les encanta. Pero en ocasiones especiales, se la pongo a los camarones, con un chorrito de jugo de limón, y el resultado es exquisito.

Si quieres preparar una receta facilita, e igual de sabrosa, adereza unas alitas de pollo con una mezcla de salsa hoisin, ketchup, miel, jugo de limón, mostaza, jengibre en polvo, salsa picante y ajo. Déjalas marinar por media hora y ásalas al horno, a 400 grados, por 45 minutos, sobre una bandeja engrasada con aceite de oliva. Y asegúrate de preparar al menos un par de docenas, porque todos querrán comer más.

No dejes de preparar estas alitas en tu próxima reunion familiar, y después me dejas saber qué te han parecido. Estoy segura de que te van a encantar.

popped Elvira de las Casas
Aunque nací en Cuba, he vivido en Estados Unidos durante 22 años, y he trabajado como reportera y editora de varias publicaciones. Soy madre de dos hijos, tengo tres nietos y un marido maravilloso. Él decidió casarse conmigo después probar mi receta de frijoles colorados, lo que demuestra que el amor entra por la cocina. Contrariamente a la creencia popular, los cubanos sólo comen carne de cerdo y frijoles negros en la víspera de Navidad y otras fiestas. El resto del tiempo, tenemos una gran variedad de recetas para elegir. La tradición culinaria cubana ha ido evolucionando desde la época colonial y tiene influencias africanas. Es un crisol de culturas riquísimas. Los invito a probar un bocado.

Comentario