Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
cuba libre in a tall glass

¡Qué Viva el Cuba Libre!

By Greyza Baptista, September 28, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

El legendario Cuba Libre que nació en el cálido caribe cubano lleva muchos años deleitando al mundo entero con la misma frescura y sabrosura. El clásico trago consiste en seis cubitos de hielo, una parte y media de ron blanco, el resto de refresco de cola y una rodaja de lima para balancear el dulce de la cola y el olor del ron.

Se dice que durante una celebración por la victoria cubana en la guerra de independencia, un capitán decidió combinar su ron cubano con Coca-Cola™, acompañado de un chorrito de limón, lo que despertó la curiosidad y el interés entre los soldados y los clientes que estaban en el bar. El capitán brindó con el grito de batalla de los revolucionarios cubanos “por una ¡Cuba libre!” No se ha comprobado la verosimilitud de esta historia y ha generado debates, ya que la guerra de la independencia fue en 1898 y la Coca-Cola™ no estuvo disponible en la isla sino hasta 1900.

Lo cierto es que dar un sorbo de Cuba Libre sigue desatando sentimientos aquí, allá y donde sea.

Variaciones de la receta:

Cubata

Es un Cuba Libre hecho con ron Havana Club™.

Luz Cuba

Es a base de ron y Coca-Cola Light™.

Perú Libre

Esta receta peruana se hace con pisco en lugar de ron.

Nica Libre

La receta de Nicaragua se prepara con ron Flor de Caña™ y refresco de cola.

Cómo se le conoce en otros países:

Chile

Se llama Ron Cola y Cubata.

Republica Dominicana y Puerto Rico

Se lo conoce como Mentirilla o Tragorisita.

México

Se llama simplemente Cuba.

Y tú, ¿ya has probado este delicioso trago lleno de historia?

popped Greyza Baptista
Esposa y madre de un gourmet de 5 años de edad, que nunca frunce el ceño al comer ensaladas (a menos que no tenga espinaca en el plato), creo que los hábitos alimenticios saludables comienzan en casa. Aprendí esa simple regla de mi madre, un verdadero mago en la cocina y quien me enseñó el arte de transformar los ingredientes en algo delicioso. En estos días, mi familia está convencida de que hago magia cuando cocino. Para mí, los recuerdos, olores y sabores me inspiran a crear platos, y a escribir sobre uno de los placeres más ricos de la vida: la comida. También soy periodista y de vez en cuando, artista.

Comentario