Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Pastel de carne

Carne Molida: Un Ingrediente, Muchas Ideas Para tu Menú de la Semana

By Elvira de las Casas, September 09, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

La carne molida es un producto que no puede faltar en mi lista de compras del supermercado, pues difícilmente podría encontrar otro que sirva de base para tantos platos diferentes, todos de gran sabor y fácil preparación. Pues, ¿quién quiere llegar a casa de noche, después de una larga jornada de trabajo, y tener que ponerse a preparar recetas complicadas?

El “picadillo”, como le llamamos en Cuba a la carne molida, no solo se puede comer en su forma más simple, acompañado de arroz blanco y verduras, sino que también, como decía antes, es la base de infinidad de recetas, suficientes para hacer una distinta cada día de la semana… ¡Y sobran!

El meatloaf, esa receta favorita de los estadounidenses, se prepara sazonando la carne molida con ají, ajo y cebolla, y mezclándola con un huevo, un poquito de leche, pan rallado y ketchup, salsa inglesa o de barbacoa. Esta carne se mezcla con las manos y se moldea para darle forma de rodillo, el cual se puede rellenar con huevos duros, aceitunas o pedacitos de bacón. Después, se forra un molde con papel de aluminio y se cocina por unos 40 minutos en el horno. Antes de servir en la mesa, se puede cortar en rodajas.

Otra forma de usar la carne molida es agregándola a las pastas, desde lasañas hasta espaguetis a la boloñesa, preferiblemente con salsa roja–aunque, si lo deseas, puedes acompañarlas de salsa blanca.

También es excelente para poner en el centro de empanadas o papas rellenas, antes de freírlas o hacerlas en el horno, así como para preparar albóndigas en salsa y hamburguesas cocidas a la parrilla. Estas últimas son riquísimas si se cubren con una lasca de queso para que se funda con el calor antes de colocarla entre dos rebanadas de pan.

Para ahorrar tiempo, siempre trato de tener carne molida cruda, adobada y sazonada, en un recipiente bien tapado, dentro del refrigerador. De esa manera sé que puedo preparar varios platos diferentes durante la semana usando la misma carne, pero sin que mi familia se aburra de comer la misma receta.

¿Otra ventaja de este maravilloso producto? Es bastante económico, si se compara con los cortes de carne de primera, que son mucho más costosos. Y tú, ¿tienes alguna receta especial para preparar con carne molida? Si es así, no dejes de compartirla en este sitio.

popped Elvira de las Casas
Aunque nací en Cuba, he vivido en Estados Unidos durante 22 años, y he trabajado como reportera y editora de varias publicaciones. Soy madre de dos hijos, tengo tres nietos y un marido maravilloso. Él decidió casarse conmigo después probar mi receta de frijoles colorados, lo que demuestra que el amor entra por la cocina. Contrariamente a la creencia popular, los cubanos sólo comen carne de cerdo y frijoles negros en la víspera de Navidad y otras fiestas. El resto del tiempo, tenemos una gran variedad de recetas para elegir. La tradición culinaria cubana ha ido evolucionando desde la época colonial y tiene influencias africanas. Es un crisol de culturas riquísimas. Los invito a probar un bocado.

Comentario