Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
arroz frito

Fried Rice con Verduras de Otoño

By Elvira de las Casas, October 15, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

El fried rice o arroz frito, como le llamamos en español, es un plato que está muy ligado a mis recuerdos de juventud. En la época en que estudiaba en la Universidad, en casi todas las fiestas con mis amigos, terminábamos echando mano de los restos de comida en el refrigerador y preparando una receta improvisada–pero no por eso menos sabrosa–con la que recuperábamos la energía perdida tras una noche de baile, guitarras y buena conversación. Muchos años más tarde, el fried rice sigue siendo mi opción favorita cuando tengo que llenar el estómago de mi familia y no dispongo de mucho tiempo para pensar en recetas complicadas.

La época de otoño es especialmente propicia para preparar este plato, pues las verduras de la temporada le aportan una textura crujiente y un sabor delicioso. La col, el calabacín, la zanahoria, los champiñones y el puerro son algunas de ellas, además de los brotes de soya, los cebollinos, los pimientos y las berzas.

A veces no nos apetece comer carne, y en esas ocasiones viene muy bien un arroz frito vegetariano que se prepara en un dos por tres. Yo salteo en aceite vegetal unas zanahorias con pimiento, cebollinos y ralladura de jengibre, y cuando están tiernos les agrego champiñones y ajo picadito. Por último, añado col rallada y un poquito de sal. Al final incorporo el arroz cocinado el día anterior y una mezcla de caldo de pollo con salsa de soya y aceite de sésamo.

Si prefiero comerlo con algún tipo de carne, le pongo también trocitos de jamón, pollo o carne de cerdo. El secreto, para que quede rico, es que el arroz se haya cocinado y guardado en el refrigerador con antelación. También es importante revolverlo todo el tiempo, para que no se pegue. Al final se le puede agregar una tortilla de huevos cortada en trocitos y cebollinos picaditos.

Ya sabes: en la cocina, como en cualquier arte, es esencial la improvisación. Atrévete a experimentar con las verduras que desees, haciendo de este plato un arco iris de color y de sabor. ¡Buena suerte, y buen apetito!

popped Elvira de las Casas
Aunque nací en Cuba, he vivido en Estados Unidos durante 22 años, y he trabajado como reportera y editora de varias publicaciones. Soy madre de dos hijos, tengo tres nietos y un marido maravilloso. Él decidió casarse conmigo después probar mi receta de frijoles colorados, lo que demuestra que el amor entra por la cocina. Contrariamente a la creencia popular, los cubanos sólo comen carne de cerdo y frijoles negros en la víspera de Navidad y otras fiestas. El resto del tiempo, tenemos una gran variedad de recetas para elegir. La tradición culinaria cubana ha ido evolucionando desde la época colonial y tiene influencias africanas. Es un crisol de culturas riquísimas. Los invito a probar un bocado.

Comentario