Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Mochi delicacies

Descubre la Delicia del Mochi

By Migdalis Pérez, January 21, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

De todos los platillos japoneses, hay uno que me encanta: se trata del mochi, pastel redondo elaborado con un arroz pegajoso y azúcar. A simple vista, por lo sencillo que es, podría pensarse que no es la gran cosa, sin embargo, gracias a las distintas maneras en que puede disfrutarse, todo cambia. Y bastante.

Si nunca has escuchado sobre él, te cuento que este plato es el protagonista del evento anual mochitsuki y uno de los principales en el menú de Año Nuevo en Japón. No obstante, como es tan sabroso y fácil de preparar, la mayoría de los japoneses lo consume durante todo el año. Y por esa misma razón, hoy se lo conoce en gran parte del mundo.

Recuerdo que la primera vez que lo probé fue en forma de helado —de chocolate, para ser más precisa— y me fascinó. Ese día supe que también estaba disponible en otros sabores como mango, fresa, menta, etc. En esta presentación, el mochi recubre la bola de helado. ¡Delicioso! Claro, esa es tan solo una de sus variantes. Ya te explico cómo es la original.

Normalmente, los nipones consumen estas bolitas de arroz recubiertas con ajonjolí o maní, o rellenas con pasta de judías rojas o frutas (fresas, ciruelas, etc.). Y suelen degustarlas de diferentes maneras: frescas (acabaditas de hacer) o secas (hechas de hace un tiempo); frías (rellenas de helado) o calientes (pasadas por la plancha o agregadas a algún tipo de caldo).

Como las recetas están sujetas a variaciones, sobre todo si traspasan las fronteras de su lugar de origen, el mochi ha ido variando un poco según el lugar donde se prepare o consuma. Por eso no te sorprendas si lo encuentras relleno de nata o mermelada, o recubierto con distintos sabores (fresa, cereza, coco, entre otros), o como acompañante del frozen yogurt.

Obviamente, si lo preparas en casa, puedes rellenarlo o revestirlo con lo que te apetezca. A mí, particularmente, me encanta introducirle una pasta a base de mi chocolate favorito (versión dulce) o queso azul (versión salada). ¿Y sabes qué? ¡A todo el mundo le gusta! ¿Por qué no lo intentas un día de estos? Anda, anímate, y luego cuéntanos cómo te fue.

popped Migdalis Pérez
Aunque mi familia dice "comes como un pajarito" porque prefiero porciones más pequeñas, me encanta cocinar, descubrir nuevos sabores, y experimentar con recetas exóticas. Disfruto de programas de cocina y siempre estoy en la búsqueda de cualquier sugerencia o truco para ayudarme a mejorar mis habilidades culinarias. También me gusta sorprender a mis seres queridos con nuevos platos, volver a conectar con ciertos alimentos de mi infancia (los que nunca se olvidan), visitar nuevos restaurantes, y explorar la gastronomía de otros países. Soy periodista, cubana, y vivo en Miami donde me dedico por completo a la escritura. No dudes en visitar mi proyecto personal en revistacatalejo.com

revistacatalejo.com

Comentario