Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
dacquoise-jewel-french-pastry-cooking

El Dacquoise, una Joya de la Pastelería Francesa

By Elvira de las Casas, November 12, 2013
  • Facebook
    22
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    22
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

El dacquoise es una delicia de la repostería que no dejo de probar cada vez que voy a una pastelería francesa, algo que no hago tan frecuentemente como quisiera, pues no abundan en el sitio donde vivo. Sin embargo, cuando visito a mi hija en Montreal, me desquito merendando este delicado postre hecho con capas de merengue de almendra y avellana y relleno con crema chantilly, que aunque se sirve frío, combina muy bien con una taza de café o chocolate caliente.

Siempre me pareció un poco raro su nombre, hasta que alguien me explicó que es el gentilicio femenino de Dax, una ciudad del suroeste de Francia. Afortunadamente, no hay que saber francés para saborearlo, ni tampoco para hacerlo en casa, si se comienza por una receta básica.

Para preparar el dacquoise, hay que batir un merengue añadiéndole harina de almendras y azúcar glasé. Después de hornear la masa por capas, el pastel debe quedar con una superficie crujiente y el interior esponjoso, ligeramente húmedo, con un exquisito sabor a frutos secos. Solo hay que procurar no cocinar la masa demasiado tiempo, para no correr el riesgo de que se reseque.

La harina de almendra se puede sustituir por pistacho, nueces, piñones o avellanas molidas, y aunque generalmente se emplea una chantilly o una crema de chocolate para el relleno, además de fresas, cerezas o frambuesas, se le puede dar un toque latino a este postre incorporando el sabor de frutas tropicales.

Esta es la parte más divertida, porque podemos usar la fruta que más nos guste. Por algo dicen que, para gustos, se han hecho los colores. Mientras que para algunos sería perfecto usar un mousse de maracuyá o de banana, otros quizás prefieran una crema de coco o de limón.

Pero, ¿qué me dices de un relleno de dulce de leche o crema de café con mantequilla? A mí me gusta combinar el sabor del coco con rebanadas de piña caramelizada, lo que me recuerda la refrescante piña colada.

A primera vista podría parecer complicado, pero es bastante sencillo. Y si quieres ahorrar tiempo, en lugar de montar tres capas de bizcocho, como pide la receta tradicional, puedes montar dos y preparar una sola capa de relleno. Es lo que yo hago cuando ando de prisa. Si se te ocurre alguna otra forma de darle un sabor latino a este postre francés, no dejes de compartirla conmigo.

popped Elvira de las Casas
Aunque nací en Cuba, he vivido en Estados Unidos durante 22 años, y he trabajado como reportera y editora de varias publicaciones. Soy madre de dos hijos, tengo tres nietos y un marido maravilloso. Él decidió casarse conmigo después probar mi receta de frijoles colorados, lo que demuestra que el amor entra por la cocina. Contrariamente a la creencia popular, los cubanos sólo comen carne de cerdo y frijoles negros en la víspera de Navidad y otras fiestas. El resto del tiempo, tenemos una gran variedad de recetas para elegir. La tradición culinaria cubana ha ido evolucionando desde la época colonial y tiene influencias africanas. Es un crisol de culturas riquísimas. Los invito a probar un bocado.

Comentario