Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Arroz, pollo y huevo duro

Pollo a la Barbacoa al Estilo Cubano: Un Plato Exquisito

By Migdalis Pérez, March 03, 2014
  • Facebook
    44
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    69
  • WhatsApp
  • Enviar
    276

  • Facebook
    44
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    69
  • WhatsApp
  • Enviar
    276

Contrario a lo que pudieras pensar, el pollo a la barbacoa al estilo cubano no se hace en un barbecue (parrilla), sino en una sartén u olla de presión. La primera vez que lo comí fue en La Habana, en casa de una querida amiga, y la verdad es que me encantó.

Recuerdo que lo primero que me llamó la atención fue su color oscuro. “Eso se debe a la salsa de soja“, me explicaba ella, mientras yo no paraba de elogiar aquel sabor tan delicioso. Tanto me gustó la receta que le prometí prepararla pronto e invitarla para que me diera el visto bueno.

A partir de entonces, el pollo a la barbacoa ha sido uno de los preferidos en mi casa, no sólo por su exquisitez, sino también por su facilidad de preparación. Imagínate que únicamente lleva dos ingredientes: mantequilla y la ya citada salsa china. ¿Qué te parece?

Claro, por ahí andan otras recetas que incluyen limón, ajo, cebolla, ají pimiento, harina y kétchup, pero la verdaderamente cubana, o, al menos, la así reconocida entre mis familiares y amigos, de aquí y de la isla, es la mencionada.

No sé si la poca cantidad de ingredientes que lleva este plato se basa en la receta original, o si se debe a cambios causados por la frecuente escasez de algunos productos en mi tierra. El caso es que así es como se lo conoce mayormente, y yo -debo admitir- estoy muy feliz por eso.

No tengo que adobar la carne con antelación, ni hacer ninguna salsa aparte. Sencillamente, pongo la mantequilla a calentar en la sartén, le agrego el pollo y lo sello por ambos lados hasta que esté doradito. Después, le adiciono la salsa china y, en vez de ponerle agua para la cocción, le echo un chorro generoso de vino.

Lo que sigue es dejarlo cocinar durante una hora aproximadamente. Eso, si uno no anda con prisa. Para un día de apuro, puede usarse la olla de presión, y el plato estará listo en cuestión de pocos minutos.

Además del pollo en sí, otra de las cosas que adoro de esta receta es la salta resultante: queda medio espesa, oscurísima y deliciosa. En casa disfrutamos este platillo con arroz blanco, plátanos fritos y vegetales. Te invito entonces a que lo prepares pronto; me darás la razón apenas lo pruebes. ¿Qué me dices?

popped Migdalis Pérez
Aunque mi familia dice que "como un pajarito" porque prefiero porciones más pequeñas, me encanta cocinar, descubrir nuevos sabores, y experimentar con recetas exóticas. Disfruto de programas de cocina y siempre estoy en la búsqueda de cualquier sugerencia o truco para ayudarme a mejorar mis habilidades culinarias. También me gusta sorprender a mis seres queridos con nuevos platos, volver a conectar con ciertos alimentos de mi infancia (los que nunca se olvidan), visitar nuevos restaurantes, y explorar la gastronomía de otros países. Soy periodista, cubana, y vivo en Miami donde me dedico por completo a la escritura. No dudes en visitar mi proyecto personal en revistacatalejo.com

revistacatalejo.com

Comentario