Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
corozo

El Corozo, ¿Sabes para Qué se Usa?

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

El corozo o corojo es el fruto de varias especies de palmas espinosas que crecen a lo largo de la costa del Atlántico, desde México hasta Brasil. Pero si eres colombiana, entonces sabes que es en la costa de tu país, de fuerte tradición gastronómica desde la llegada de los esclavos africanos, donde más usos se le da a este fruto.

Recuerdo de mis clases de historia en Cuba, cuando era niña, la famosa frase de “el 24 se rompe el corojo”. Con esas palabras, el general de la guerra independentista Antonio Maceo dio fin a una tregua y los cubanos volvieron a levantarse en armas contra España. Hasta mucho después no supe que la frase se refería al fruto de una palma.

El corojo o corozo de la planta llamada Bactris minor, que crece silvestre en las zonas bajas y secas de Colombia, sirve para preparar infinidad de platos.

En el Caribe colombiano se elaboran jugo, chicha, vino, mermelada, gelatina y hasta helado con el corozo hervido en agua con azúcar o panela, del cual se obtiene una especie de almíbar del color del vino tinto. Si dejas fermentar esta mezcla, entonces se convierte en un sabroso vino para celebrar en ocasiones especiales.

Al igual que el jugo de tamarindo, el del corozo es muy apreciado en las zonas costeras, donde también suelen prepararse salsas para acompañar mariscos y pescado, diversos dulces y hasta refrescantes cócteles que nada tienen que envidiarle a las preparaciones de los bares más renombrados. Son famosos los platos de cangrejo y pulpo que allí se cocinan con salsa de corozo.

Además del uso que tiene esta fruta en la cocina, los costeños emplean el tronco de la planta para fabricar muebles, y de la semilla seca obtienen una especie de mantequilla usada no solo en la cocina, sino también con fines cosméticos y medicinales.

En Suramérica se pueden comprar envasados los jugos, néctares y mermeladas obtenidos a partir del corozo, y una vez que la fruta está cocida y despulpada, la semilla y la cáscara se usan para alimentar el ganado porcino. ¡Quién podría imaginarse que una planta que crece silvestre tuviera tantos usos! ¿Conoces alguna otra forma de utilizar esta fruta? Pues entonces, ¡compártela con nosotros!

Comentario