Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Cocinando con Toneladas de Vegetales

Cocinando con Toneladas de Vegetales

By Alexandra Ochoa, January 15, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Hace como 15 años tuve oportunidad de compartir por primera vez con personas que basaban su alimentación en vegetales. Descubrí que la onda de la comida cruda o el “raw food”, al igual de que el vegetarianismo y el vegan, surgieron por el creciente interés de prevenir enfermedades y verse más joven, y que no se trata solo de tipos de dieta sino de estilos de vida.

Vengo de una cultura y de una familia para las que un plato de comida sin carne es sinónimo de pobreza, y aunque poco a poco he ido cambiando mi mentalidad y mi dieta, todavía no me matriculo en ningún régimen que elimine por completo un grupo de alimentos. No sé si es una excusa, pero en lo personal no me gustan los extremos.

Sin embargo, descubrí que es posible comer delicioso y sin carne. Y lo más increíble: ¡que es posible comer rico sin cocinar! En esto consiste la dieta de los crudívoros basada en el concepto vegan, toneladas de vegetales y ningún alimento de procedencia animal. Tampoco se permite exponer los alimentos a más de 40 grados Fahrenheit, ya que según argumentan, la cocción destruye nutrientes importantes.

Existen muchos restaurantes de este tipo en el país y miles de libros con recetas sorprendentes. Uno de mis platos favoritos es el pesto pasta, que consiste en una mezcla de calabacín verde y amarillo finamente rallados, con la forma de espagueti y aderezado con la tradicional salsa pesto  preparada con albahaca, aceite de oliva y ajo, todos los ingredientes orgánicos.

También encontramos las hamburguesas que reemplazan la carne por champiñones portobello y ni hablar de la pizza y las galletas con frutas deshidratadas. En este régimen se usa una maquina para deshidratar las harinas de trigo, cebada y maíz para hacer pastelería.

Los granos son remojados durante varias horas para hacerlos mas digeribles y el uso de licuadoras y procesadores de comida son obligatorios para la preparación de los alimentos. Además el consumo de semillas y frutos germinados hacen parte de la dieta, ya que los seguidores creen que así se benefician de la energía de la planta en crecimiento.

En las ensaladas todos los vegetales crudos son permitidos. El aguacate al igual que las semillas son muy apetecidos. ¿Y qué tal acompañar la ensalada con una salsa de zanahoria y jengibre? Lo único que hay que agregarle es aceite de coco, agave néctar y una cucharadita de estragón, todo a la licuadora y ya está, un aderezo perfecto para ensaladas.
La mayoría de postres se preparan con frutas frescas o deshidratadas y es sorprendente la variedad que ofrecen: desde brownies y helados hasta pasteles de queso (cheesecake) preparados a base de nueces.
Tengo muchos amigos con diferentes gustos y creencias, los respeto y me encanta poder compartir con todos en la mesa. Al final sigo pensando que la comida es necesaria para la supervivencia, pero sobre todo ¡es un placer!

popped Alexandra Ochoa
Nací en Bogotá, Colombia, y los recuerdos de mi infancia están ligados a la cocina de mi abuela y su enorme estufa de carbón. Recuerdo que ella se levantaba antes de las 5 de la mañana, para encenderla, y alrededor de las 6 de la mañana, toda la casa estaba inundada con el delicioso e irresistible aroma del café. Sí, he tomado un poquito de café desde que tengo uso de razón. Y donde quiera que esté, nunca empiezo mi día sin una taza de la deliciosa bebida. Soy periodista, he vivido en Nueva York por 15 años, y he trabajado para varias imprentas y compañías de internet media. En los últimos años he escrito los noticieros de fin de semana para Univisión NY. Además de escribir, cocinar es una de mis pasiones, me encanta cocinar para mi familia y especialmente desde que mi hija de 2 años empezó a descubrir los alimentos sólidos. Para mí, cocinar es la forma de arte más completa, y la buena comida es uno de los grandes placeres de la vida.

Comentario