Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Experimenta con Maní en tu Cocina: 4 Tips para Hacerlo con Éxito

Experimenta con Maní en tu Cocina: 4 Tips para Hacerlo con Éxito

By Elvira de las Casas, November 17, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Incluir el maní en tu cocina puede ser sabroso y divertido.

“Maní… Caserita no te acuestes a dormir, sin comprarme un cucurucho de maní”. ¿Qué cubano no recuerda ese famoso pregón, escrito por el compositor Moisés Simons en la década de 1940? En su época, alcanzó tanta popularidad como los cucuruchos de maní que se vendían por las calles, una golosina tan simple como deliciosa: las semillas tostadas y ligeramente saladas se empaquetaban en conos de papel y la gente esperaba ansiosa que pasaran los vendedores pregonando su mercancía para comprarla.

Yo recuerdo que, cuando era pequeña, me sentaba por las tardes en la ventana, esperando que pasara el manisero. Pero esa es solo una de las formas en las que se puede comer el maní, cacahuate o cacahuete. ¿Has probado el maní garrapiñado? Se prepara cocinando las semillas en un caramelo muy espeso, hasta que adquieren un aspecto cristalizado. ¡Es delicioso!

En México se utiliza el maní para cocinar el guiso de pollo en salsa de cacahuate, el pipián rojo y el mole, mientras que en Bolivia es muy apreciada la sopa de maní. En Ecuador se usa en platos de mariscos y plátano, pero como más se consume en todas partes es en turrones, confitados y en relleno de chocolates.

Aquí en los Estados Unidos, la mantequilla de maní es un producto indispensable en los hogares con niños. El sándwich de mantequilla de maní y jalea de frutas es un clásico de la cocina estadounidense cuyo sabor encanta a los más pequeños.

Si quieres experimentar usando el maní en tus recetas, cuando hagas muffins de banana, agrégale a la masa mantequilla de maní, y si quieres darle un toque crujiente a tu ensalada de hojas verdes, prueba a usar maní tostado en lugar de nueces. Yo lo he hecho y me encanta.

Para acompañar unas papas asadas, nada mejor que una salsa de maní. Se prepara mezclando el maní con leche, agregándolo a un sofrito de cebolla, ajo y una pizca de pimienta, y cocinando a fuego lento hasta que espese. ¡Facilísimo!

¿Ansiosa de probar un postre diferente? Procesa en la batidora una taza de cacahuates crudos con dos latas de leche condensada y la misma cantidad de leche evaporada; pon la mezcla en la hielera y obtendrás un sabroso helado de maní.

¿De qué otra forma usas el maní en tu cocina?

popped Elvira de las Casas
Aunque nací en Cuba, he vivido en Estados Unidos durante 22 años, y he trabajado como reportera y editora de varias publicaciones. Soy madre de dos hijos, tengo tres nietos y un marido maravilloso. Él decidió casarse conmigo después probar mi receta de frijoles colorados, lo que demuestra que el amor entra por la cocina. Contrariamente a la creencia popular, los cubanos sólo comen carne de cerdo y frijoles negros en la víspera de Navidad y otras fiestas. El resto del tiempo, tenemos una gran variedad de recetas para elegir. La tradición culinaria cubana ha ido evolucionando desde la época colonial y tiene influencias africanas. Es un crisol de culturas riquísimas. Los invito a probar un bocado.

Comentario