Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
El Café: Historia y Origen

El Café: Historia y Origen

By Greyza Baptista, October 25, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

El café es una deliciosa infusión que se convirtió en ingrediente esencial en la cocina. Y como toda buena historia, la del café está llena de misterios y leyendas.

Según la historia, la planta originó en el Cuerno de África. Las tribus nativas acostumbraban a mezclar las granos de café molido con grasa animal para proporcionarlas en forma de bolas a los guerreros durante las batallas. Para ese entonces, se creía que las propiedades del café estaban asociadas a lo místico.

Una de las leyendas que emergió para explicar el descubrimiento de este brebaje cuenta que un joven pastor observó un día que sus cabras saltaban eufóricamente después de comer unas bayas rojas de un arbusto silvestre. Intrigado, decidió probar los mismos granos y sintió tanto vigor, que le fue imposible conciliar el sueño esa noche.

El pastor llevó una muestra a un monasterio. Los monjes enseguida prepararon una infusión con esos mismos granos, pero la bebida fue desagradable y terminó en el fuego. Aquellos granos empezaron a quemarse y a desprender un agradable aroma, ese delicioso que todos conocemos. Los monjes decidieron volver a preparar la infusión pero, esta vez con los granos tostados. El resultado hizo historia.

Hacia el siglo XV comenzó el cultivo de café. Desde Etiopía hasta el Medio Oriente, luego Arabia, Egipto y Europa a través de Venecia, donde ya se comercializaba el té, perfumes, sedas y el café, que enseguida ganó popularidad.

La bebida de las grandes ideas

El café se convirtió en la bebida predilecta de las finas tazas de porcelanas de la aristocracia británica. En Viena empezaron a surgir las cafeterías, que solían ser concurridas por intelectuales y donde nacieron las ideas liberales y revolucionarias.

También se hizo popular entre los soldados, porque les parecía más efectivo que el té, y lo tomaban como un estimulante que los ayudaba a mantenerse despiertos en combate.

El café cruzó el Atlántico en 1689, y fue aceptado socialmente. Los cultivos se desplazaron a Indonesia y posteriormente a Latinoamérica hacia 1789, principalmente Brasil, donde se crearon las primeras plantaciones de mano de los misioneros. Luego se extendió a Haití, Jamaica, Cuba y México.

Las haciendas que se dedicaban a la plantación de azúcar comenzaron a cultivarlo, y surgieron fincas exclusivamente cafeteras en países como Costa Rica, Colombia, México, Perú, Jamaica y Brasil. Se ganaron el reconocimiento internacional por su rico y aromático café.

Sin duda, el café encontró en nuestro continente las condiciones óptimas para crecer y convertirse en un producto esencial. Es por eso que hoy en día, los latinos vemos al café como una bebida que forma una gran parte de nuestras vidas.

¿Qué tan importante es el café en la tuya?

popped Greyza Baptista
Esposa y madre de un gourmet de 5 años de edad, que nunca frunce el ceño al comer ensaladas (a menos que no tenga espinaca en el plato), creo que los hábitos alimenticios saludables comienzan en casa. Aprendí esa simple regla de mi madre, un verdadero mago en la cocina y quien me enseñó el arte de transformar los ingredientes en algo delicioso. En estos días, mi familia está convencida de que hago magia cuando cocino. Para mí, los recuerdos, olores y sabores me inspiran a crear platos, y a escribir sobre uno de los placeres más ricos de la vida: la comida. También soy periodista y de vez en cuando, artista.

Comentario