Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
El Chocolate: Un Placer con Mucha Historia

El Chocolate: Un Placer con Mucha Historia

By Greyza Baptista, February 13, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Detrás de esta tentadora tableta de chocolate, hay un relato milenario que comienza con la historia del cacao, un fruto en forma de habas nativa de la selva tropical de Mesoamérica. Pese a que el árbol del cacao fue desconocido por mucho tiempo en el Viejo Mundo, los mayas y aztecas pensaban que los únicos que podían acceder al cacao eran sus dioses.

Los granos se consumían amargos hasta que por la casualidad, alguien descubrió que se endulzaban cuando caían a la tierra y germinaban en el calor húmedo, y al descomponerse con lavarlos y frotarlos, su sabor mejoraba. Con el tiempo se convirtió en “xocolatl”, un brebaje espumoso y amargo que Moctezuma solía tomar en copa de oro.

Los granos además de ser un alimento energético para los guerreros, llegaron a tener tanto valor que sirvieron de moneda y se les llamaba “cacahuatl”. Un pavo podía costar 20 granos de cacao. Un aguacate recién cortado tres granos y por un jitomate o una fruta pasada se pagaba un grano.

Algunas teorías afirman que durante su cuarto viaje a América, Cristóbal Colón se negó a probar este amargo brebaje. Pero a pesar de no llamarle la atención, llevó cargamentos de semillas de cacao a su regreso a España para presentarlas a la corte como un producto más del Nuevo Mundo, sin éxito.

Colón pudo haber muerto sin probar el chocolate, por lo que el descubrimiento del cacao se le atribuye a Hernán Cortés. A diferencia de Colón, Cortés visualizó la importancia del cacao dentro de la cultura y el comercio mesoamericano. Si bien el chocolate no tuvo el mismo impacto que el café, no lo despreciaron por ser un producto del Nuevo Mundo, y su sabor amargo, algo espumoso y picante por el chile, fue aplacado y sustituido por azúcar de caña, vainilla y canela.

El chocolate llega en forma de bebida a Italia en 1600 y en Francia se le atribuye poderes medicinales y afrodisíacos. Se conoce en Alemania, y circula en forma de tableta y se le agrega leche en Inglaterra. En Holanda es todo un acontecimiento social, y a nivel internacional, se expande en cafeterías y chocolaterías.

En el siglo XVII, este codiciado alimento finalmente adquiere ese rico sabor que hoy conocemos, y llámese chocolate, chocolatcioccolato, o schokolade, nunca faltarán voluntarios para saborear este rico manjar.  ¿Cuál historia conoces tú?

Foto Cortesia Amelia Gonzalez de Casa Chocolates

 

popped Greyza Baptista
Esposa y madre de un gourmet de 5 años de edad, que nunca frunce el ceño al comer ensaladas (a menos que no tenga espinaca en el plato), creo que los hábitos alimenticios saludables comienzan en casa. Aprendí esa simple regla de mi madre, un verdadero mago en la cocina y quien me enseñó el arte de transformar los ingredientes en algo delicioso. En estos días, mi familia está convencida de que hago magia cuando cocino. Para mí, los recuerdos, olores y sabores me inspiran a crear platos, y a escribir sobre uno de los placeres más ricos de la vida: la comida. También soy periodista y de vez en cuando, artista.

Comentario