Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Árbol de papayas

Dulce de Papaya: un Postre Casero Delicioso

By Migdalis Pérez, March 14, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    22
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    22
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Señores, ¿a quién no le gusta el dulce de papaya? O de frutabomba, que es la misma cosa. Sin dudas, éste es uno de los postres caseros más deliciosos, sobre todo si queda “en su punto” y se acompaña con queso crema o queso blanco seco. Te hice agua la boca, ¿verdad? Porque eso mismo me pasó a mí ahora que rememoro lo sabroso que es.

En Cuba, esta receta es muy socorrida, especialmente cuando las madres no encuentran cómo complacer las ganas de comer dulce de los niños. Mi mamá solía preparármelo de pequeña y también llevármelo a aquellas inolvidables escuelas al campo cuando iba a visitarme.

Debo decir que le quedaba exquisito, con los trozos de frutabomba intactos y el dulzor en su justa medida. Recuerdo que mis amiguitas se desvivían por comerlo y que yo siempre lo compartía, pero, eso sí, después de haber saciado todas mis ganas (que no eran pocas, como supondrás).

A medida que fui creciendo, fui entendiendo por qué todo el mundo elogiaba “la mano” de mi mamá. Según ella, no puede tratarse de cualquier papaya, sino de una que esté pintona. Es que “si está verde, habrá que ablandarla antes, y si está madura, los trozos se desintegrarán”, explica, a lo que agrega:

También hay que vigilar el tamaño de los trozos, pues no pueden ser tan pequeños; medir muy bien el azúcar para que el dulce no empalague, y agregarle un poquito de vainilla y otro de canela a fin de que quede más sabroso”.

Lo otro que aconseja mi mamá es no adicionarle agua o, en todo caso, solo una taza. “Es que la frutabomba contiene bastante líquido de por sí, así que es mejor que el dulce se haga en su mismo jugo”. Normalmente, ella lo hace en la olla de presión para que esté más rápido y, cuando está listo, lo pone a enfriar y, de ahí, a la nevera.

En la mayoría de las ocasiones, yo no espero a que se enfríe (mi paciencia no da para tanto), como también es cierto que si mi familia no se apura, no disfruta más que el almíbar sobrante. Por cierto, hablando del almíbar restante, te doy otro tip de mi madre: úsalo para rellenar empanadas o untar las tostadas. ¡Riquísimo!

Si ya estás pensando en hacer dulce de papaya pronto, también espero que compartas tu experiencia con nosotros. ¿Contamos con eso?

popped Migdalis Pérez
Aunque mi familia dice que "como un pajarito" porque prefiero porciones más pequeñas, me encanta cocinar, descubrir nuevos sabores, y experimentar con recetas exóticas. Disfruto de programas de cocina y siempre estoy en la búsqueda de cualquier sugerencia o truco para ayudarme a mejorar mis habilidades culinarias. También me gusta sorprender a mis seres queridos con nuevos platos, volver a conectar con ciertos alimentos de mi infancia (los que nunca se olvidan), visitar nuevos restaurantes, y explorar la gastronomía de otros países. Soy periodista, cubana, y vivo en Miami donde me dedico por completo a la escritura. No dudes en visitar mi proyecto personal en revistacatalejo.com

revistacatalejo.com

Comentario