Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Caldos, Sancochos y Consomés: Sopas a lo Largo de América Latina

Caldos, Sancochos y Consomés: Sopas a lo Largo de América Latina

By Andrea Baquero, July 25, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Mi abuela siempre decía que las sopas son una riquísima opción para cualquier temporada. Como toda abuela que se respete, ella sabe de lo que habla, pues las posibilidades para preparar una sopa son infinitas y, como dice el dicho: “En la variedad está el placer”.

Tras la sugerencia de mi abuela, decidí echarle un vistazo a la inmensa variedad de sopas que forman parte de la cocina latina. Así descubrí que las combinaciones de ingredientes para preparar caldos va cambiando, según las condiciones geográficas, a lo largo de América Latina. De hecho, es posible que Colombia sea el país con más variedad de sopas, pues existe por lo menos una sopa tradicional en cada uno de los 32 departamentos del país.

Contrario a lo que piense Mafalda -la pequeña caricatura de Quino que odia la sopa y que tanto leí durante la década de los 90-, esta comida se ha convertido en una de las opciones predilectas de nuestro siglo.

El secreto de una buena sopa está en su sabor y textura. Asimismo, lo que le dará su sabor esencial será la base del caldo. Según la región, este plato varía en densidad, en ingredientes y en condimentos. Esto explica cómo un caldo a base de agua puede convertirse en un sopón marinero, en un ajiaco colombiano -mi sopa favorita, y la de la mayoría de mis compatriotas- o en un criollo cubano.

Además, existen otros denominadores comunes. Las papas, frijoles, plátanos, carne, pescado y maíz, forman parte esencial de las sopas, desde México hasta la Patagonia. Sin embargo, Cuba es reconocida por sus frijoles negros y ajiaco criollo, México por su sopa Azteca y crema de frijol y pozole y Brasil por su tradicional sopa de maíz. Mientras tanto, España se deleita con sopas frías como el gazpacho o diferentes versiones de consomés. Estos caldos concentrados, confeccionados a base de carnes o pescados, surgieron en Francia pero llegaron a América para quedarse.

Los caldos de pescado son tradicionales en las regiones costeras. Esto explica cómo, en Chile y Perú, las sopas de mariscos y de harina tostada -como el caldo de congrio- son las predilectas. En Uruguay y Argentina es popular el famoso puchero, esa sopa con un trozo de carne y papas que deleita tanto a locales como a turistas. En Colombia y Venezuela, la carne se reemplaza por gallina o pollo para preparar el tradicional sancocho, una receta que surgió en Francia durante el reinado de Enrique IV, quien popularizó la idea de echar una gallina en la sopa.

Con tanta variedad, ¡parece increíble que Mafalda no encontrara una sopa que le gustara! Y tú, ¿qué opinas?  ¿Cuál es tu sopa favorita? Comparte tus comentarios con nosotros.

popped Andrea Baquero
Probar diferentes tipos de comidas ha sido mi pasión desde que era niña. De hecho, cuando tenía dos años de edad, mi bisabuelo me encontró sentada en la mesa del comedor ¡dándome un banquete de queso azul! Cocinar y escribir sobre la comida también me apasiona, y eso es un resultado directo de la región, la cultura y la familia en la que me crie. Yo crecí en Colombia con una abuela cubana, un abuelo español, padre colombiano, madre suiza, madrina alemana, tías y tíos chilenos. Recuerdo lo importante que era comer en familia cuando vivía en Colombia y me gusta cocinar los platos que aprendí a hacer cuando vivía allá. La gastronomía de mi familia siempre ha sido una fuente de inspiración para mí. Ahora vivo en la ciudad de Nueva York y aprovecho su gran diversidad para descubrir nuevos tipos de cocina.

Comentario