Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Cabbage

El Repollo en la Cocina Latina

By Elvira de las Casas, September 07, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    22
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    22
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

En mi mente, siempre asocio el repollo con una dieta que estuvo de moda hace algunos años. Este régimen se basaba en una sopa de col que se tomaba varias veces al día, con el fin de eliminar líquido y bajar de peso. Recuerdo que pasé una semana tomando esa sopa de día y de noche, hasta que me di por vencida. En poco tiempo volví a aumentar de peso, lo que me convenció de no volver a intentar dietas milagrosas ni volver a probar la col en forma de sopa. Sin embargo, me encanta comerla en ensaladas, rellena de carne y arroz –como se prepara en Cuba– o encurtida, con perros calientes.

La col o repollo es un vegetal muy versátil, económico y de fácil preparación, tanto la variedad verde como la blanca y la roja. En Ecuador le llaman ‘niños envueltos’ a los rollitos de col rellenos de arroz, apio, zanahoria, cebolla y culantro. A esa mezcla se le añade carne de res y de cerdo y queda muy sabrosa.

El arrimado de col es un guiso de pollo con verduras, muy popular en Perú. La ensalada de col cruda o coleslaw abunda en todos los países latinos, al igual que la col agria, choucroute o sauerkraut. En Puerto Rico y República Dominicana se sirve la col aderezada con vinagre y aceite de oliva; en Perú, acompaña a las chuletas y al pavo de Navidad, y en El Salvador y Honduras el curtido de repollo con vinagre y especias se come con pupusas.

En Costa Rica le ponen una nota dulce con papaya o mango; en Colombia le ponen piña; y en México, cilantro y un aderezo de vinagreta, en lugar de mayonesa, como pide la receta original. Los mexicanos también le agregan col a los tacos para darles una textura crujiente.

Yo pienso que el secreto de una ensalada de col está en la forma de cortarla, más que en el aderezo. A una de mis hermanas le quedaba como si la hubiera rallado, así es que era la encargada de preparar las ensaladas en casa. Yo, como no tengo tanta paciencia, uso un rallador para que la col quede parejita, parecida al arroz.

Sea picada con cuchillo, rallada o cortada con las manos, la col es sabrosa y fácil de preparar. ¿Tú cómo la preparas? ¿Te animas a compartir tu receta?

popped Elvira de las Casas
Aunque nací en Cuba, he vivido en Estados Unidos durante 22 años, y he trabajado como reportera y editora de varias publicaciones. Soy madre de dos hijos, tengo tres nietos y un marido maravilloso. Él decidió casarse conmigo después probar mi receta de frijoles colorados, lo que demuestra que el amor entra por la cocina. Contrariamente a la creencia popular, los cubanos sólo comen carne de cerdo y frijoles negros en la víspera de Navidad y otras fiestas. El resto del tiempo, tenemos una gran variedad de recetas para elegir. La tradición culinaria cubana ha ido evolucionando desde la época colonial y tiene influencias africanas. Es un crisol de culturas riquísimas. Los invito a probar un bocado.

Comentario