Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
brazilian-salgados-everyone

Salgados Brasileños Para Todos los Gustos

By Elvira de las Casas, April 12, 2014
  • Facebook
    22
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    22
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Los salgados, parientes de las tapas españolas, son bocadillos típicos que se venden en todas partes en Brasil, desde las cafeterías hasta los supermercados y carritos ambulantes.

Generalmente, consisten de una masa, frita u horneada, rellena de pollo o queso. Las coxinhas (croquetas), el quibe (brocheta), la esfiha, los risoles, el pao de queijo (hecho con harina de mandioca y queso), las empadas (empanadas) y los joelhos son algunos de los salgados más famosos, cuyo complemento suele ser el zumo de una fruta tropical.

Mi esposo, que estuvo más de una vez en Rio de Janeiro cuando era joven, me cuenta que los salgados se comen en la mañana y al mediodía, y como son una comida barata y popular, los estudiantes y trabajadores de pocos ingresos se alimentan de ellos en las pausas para la merienda o el almuerzo. A esa hora dice que se llenan los sitios de comida rápida, donde la gente saborea los salgados sosteniéndolos con una servilleta, aderezados con mucha salsa picante o ketchup, del mismo modo que acá la gente llena los lugares donde venden rebanadas de pizza o hamburguesas.

Yo no sé ustedes qué piensan, pero a mí me saben mejor los perros calientes que venden en el downtown de cualquier ciudad, en cualquier esquina, que los que sirven en las cafeterías elegantes, y los brasileños parecen pensar igual.

Eso sí: tienen salgados para escoger, pues los rellenos son muy variados. Pueden ser de carne de cerdo o ternera, muy adobada y con aceitunas, de carne de pollo desmenuzada en salsa de tomate y perejil, o el famoso queso blanco de Minas. Y no pueden faltar las empanadas fritas con relleno de palmito, que se comen de un par de bocados; los muslitos de pollo, las croquetas de maíz, de bacalao y de atún, que se sirven casi siempre antes de las comidas, a modo de tapas o aperitivos.

En fin, que hay salgados para todos los gustos. Estoy segura de que entre ustedes que me leen hay más de una lectora que viene de Brasil. ¡A ver si se animan y me envían las recetas de sus salgados favoritos! Aquí las estaré esperando.

popped Elvira de las Casas
Aunque nací en Cuba, he vivido en Estados Unidos durante 22 años, y he trabajado como reportera y editora de varias publicaciones. Soy madre de dos hijos, tengo tres nietos y un marido maravilloso. Él decidió casarse conmigo después probar mi receta de frijoles colorados, lo que demuestra que el amor entra por la cocina. Contrariamente a la creencia popular, los cubanos sólo comen carne de cerdo y frijoles negros en la víspera de Navidad y otras fiestas. El resto del tiempo, tenemos una gran variedad de recetas para elegir. La tradición culinaria cubana ha ido evolucionando desde la época colonial y tiene influencias africanas. Es un crisol de culturas riquísimas. Los invito a probar un bocado.

Comentario