Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
El Hot Dog Brasilero, Abundante y Sabroso

El Hot Dog Brasilero, Abundante y Sabroso

By Elvira de las Casas, April 20, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

El hot dog es un platillo que fue popularizado por los inmigrantes alemanes del siglo 19 en Coney Island, Nueva York. De todos los tipos de perros calientes que existen, me atrevería a decir que el hot dog brasilero es el más sustancioso. Esta es la historia de cómo descubrí esta delicia:

Hace unos diez años, cuando yo vivía en New Jersey, fui al Festival por el Día de la Independencia de Brasil, en la ciudad de Newark. Me invitó una vecina carioca, que llegó a los Estados Unidos poco después que yo.

Durante todo el camino, Regina, mi amiga, no dejaba de comentar los deseos que tenía de saborear un hot dog como los que comía en su país.

Yo pensaba que estaba exagerando, pues, ¿qué podía tener de especial una salchicha entre dos panes, por mucho ketchup, mostaza y pepino encurtido que le pusieran? Para entonces, ya yo había probado los que venden en las calles de Nueva York, y que son la opción más rápida para aquellos que tienen que almorzar y regresar a su oficina. No podía imaginarme que el hot dog brasilero nada tiene que ver con los perros calientes de Manhattan.

Lo que mi amiga me dio a probar fue una enorme salchicha que apenas se veía, bajo una montaña de carne molida y queso derretido, papas fritas, maíz, guisantes, aceitunas y pico de gallo. Regina le agregó al suyo, además, aguacate picado en trocitos.

A este súper hot dog, me dijo ella después, le llaman en Brasil cachorro quente, y lo introdujo en el país el dueño de un famoso cine de Río de Janeiro, para venderlo en sus establecimientos. Esto sucedió en los años 20 del pasado siglo, pero su popularidad se disparó después de la Segunda Guerra Mundial.

Hoy en día, el cachorro quente se prepara de muchas formas diferentes, de acuerdo con la región. En Caixas, al sur de Brasil, se come con salsa de tomate, papas fritas ralladas, maíz y guisantes, pero en otros lugares le ponen puré de papas y hasta huevo de codorniz. En el norte le ponen solo salsa de tomate y cebolla; en algunos sitios le agregan mayonesa, mostaza, ketchup y queso rallado.

Debo confesar que aquel hot dog que probé en Newark me costó bastante trabajo terminarlo, y regresé a mi casa con la ropa manchada, pero ¡valió la pena! Y a ti, ¿te gustaría probar uno?

popped Elvira de las Casas
Aunque nací en Cuba, he vivido en Estados Unidos durante 22 años, y he trabajado como reportera y editora de varias publicaciones. Soy madre de dos hijos, tengo tres nietos y un marido maravilloso. Él decidió casarse conmigo después probar mi receta de frijoles colorados, lo que demuestra que el amor entra por la cocina. Contrariamente a la creencia popular, los cubanos sólo comen carne de cerdo y frijoles negros en la víspera de Navidad y otras fiestas. El resto del tiempo, tenemos una gran variedad de recetas para elegir. La tradición culinaria cubana ha ido evolucionando desde la época colonial y tiene influencias africanas. Es un crisol de culturas riquísimas. Los invito a probar un bocado.

Comentario