Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Boniato/Boniatillo

Boniato/Boniatillo

By Fernanda Beccaglia, March 09, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Aunque están estrechamente relacionados, los términos “boniato” y “boniatillo” no son lo mismo. El boniatillo es el tradicional pudín cubano de batatas, súper dulce y cremoso, mientras que el boniato es la batata tropical que se utiliza para preparar el boniatillo.

El boniato es una versión caribeña de la batata, menos dulce que la tradicional. Además, es más seca y tiene una pulpa menos colorida que la típica batata. Así que si vas a hacer boniatillo, no busques reemplazo, porque boniatillo hay uno solo y solo se hace con boniato.

Los ingredientes para el boniatillo pueden variar, pero los básicos son yemas de huevo, canela, azúcar, Sherry o esencia de vainilla, cáscara de lima fresca, agua y crema fresca batida para acompañar. Como ves, no hay ningún secreto; la clave solo está en usar boniatos y no otro tubérculo.

Yo hago un boniatillo sin azúcar y sin Sherry; le agrego unas especias extras como cardamomo y semillas de hinojo y a veces hasta semillas de comino. Lo sirvo con extra canela encima, aceite de coco, coco rallado y, de vez en cuando, chocolate en polvo amargo.

El boniatillo es también puede ser una deliciosa opción como snack, postre y hasta como desayuno. Puedes hasta servirlo con un toquecito de almíbar de arce (o maple syrup) y pecanas tostadas. Te mantendrá lleno de energía y satisfecho hasta el almuerzo.

popped Fernanda Beccaglia
Soy chef, escritora, editor y periodista. También soy gran fan de la fotografía narrativa y arte culinaria. Después de años de escribir y traducir, me gradué Summa Cum Laude del Instituto de Educación Culinaria en el 2003, en la ciudad de Nueva York. Siempre quise ser chef, y ya que tiendo a seguir mis pasiones, empecé a entrenar con los mejores chefs: Daniel Boulud, Jean Georges Vongerichten, y André Soltner, entre otros. Después de decir no a una oferta en Ducasse y Jean Georges, tomé un trabajo en Daniel Restaurant en Nueva York. Trabajé para el diario La Palma, la versión en español del The Palm Beach Post, como redactora, columnista y productora de la sección culinaria, tanto en versión impresa y la versión digital del periódico. Nací en Buenos Aires, Argentina, en una familia italiana. Mi madre era escritora, y crecí entre poemas y libros en italiano, francés, portugués y alemán.

Comentario