Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
13-foods

13 Comidas que Pensabas que Eran Extranjeras pero en Realidad Son Estadounidenses

By Emilia Alegre, July 04, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Si como yo amas probar toda comida exótica y extranjera que se cruza en tu camino, entonces tienes que tomarte  un momento para leer esto porque ¡no todo lo que suena extranjero lo es!

Me encanta preparar comidas temáticas, especialmente las culturales, y mi favorita es la china. De vez en cuando invito a mis amigos y preparo los palitos, los fideos chinos, generosas porciones de arroz blanco, salsa de soja, deliciosos vegetales aquí y allá y, cómo olvidar las infaltables galletas de la fortuna para completar la autenticidad de mi “noche temática china”. ¿Quién hubiera adivinado que uno de estos elementos no tiene ni una pizca de chino? ¿Adivinas cuál? La respuesta es ¡las galletas de la fortuna! Me sorprendió descubrir que eran una creación ¡Made in USA!

Así que empecé a preguntarme… ¿qué otras comidas “extranjeras” estaba comiendo que no eran para nada extranjeras? Por el bien de mis eventos culinarios (y de mi mente curiosa) me propuse investigar un poco más. En lo que concierne a comidas que todos imaginamos extranjeras y no lo son, algunas de las más populares recetas “mexicanas” fueron acuñadas un poco más al norte de México. También, el sándwich “French Dip” no tiene nada de francés y los Muffins ingleses no son de ningún lugar cercano a Inglaterra.

Pero antes de que te distraigas con todas las confusiones culinarias, te invito a descubrir un poco más sobre estas comidas que creías conocer. Podrás ver que son tan estadounidenses como el pastel de manzana (que en realidad no tiene mucho de estadounidense, pero no nos distraigamos con eso; ¡vamos de a poco!)

Los 4 Amigos

1.       Nachos

Aunque no lo creas, los nachos nacieron gracias a la falta de un chef. Durante la Segunda Guerra Mundial, las mujeres de oficiales de la milicia estadounidense viajaban desde una base en Texas a una localidad mexicana cercana llamada Piedras Negras, en busca de alimento. Así, llegaron a un popular restaurante donde encontraron a Ignacio Anaya, el maitre d’. Como él no podía localizar al chef, decidió ponerse su sombrero y combinar lo que encontró en la cocina: chips de tortilla, queso y jalapeños. Ignacio era conocido como Nacho, y el platillo fue nombrado en su honor. Por lo tanto, los nachos fueron inventados en México por un mexicano con ingredientes mexicanos. Sin embargo, fueron servidos para y popularizados por estadounidenses.

2.       Chili con carne

Mejor conocido como chili, a secas, este guiso picoso se prepara con carne (de res, usualmente), chiles, tomate y frijoles. La receta puede variar de acuerdo al gusto personal o a las regiones donde se prepara. Seguramente pienses que la combinación de chiles con frijoles es innegablemente mexicana, pero sus orígenes en realidad se remontan a Texas. El año de origen es controvertido, ya que hay muchas historias, mitos y leyendas alrededor de este plato. Lo único de lo que estamos seguros es que no nació en México.

3.       Fajitas

Todos amamos las fajitas y nos gusta prepararlas cuando se nos antoja un platillo mexicano. Pero, ¿son originarias de ese país? En realidad, los creadores de las fajitas fueron los vaqueros mexicanos que trabajaban en Texas durante la década del 30. Parte de su paga era la carne, y utilizaban tiras de esa carne para rellenar lo que hoy se conoce como “fajitas”.

4.       Chimichanga

Algunos de los mejores platillos nacieron por accidente, como es el caso de las chimichangas. ¿Quién cuestionaría que el origen de estos burritos fritos no es México? Bueno, hay muchos restaurantes en Tucson, Arizona que presumen ser sus creadores. Quizás, quien se adjudica la creación con más énfasis es El Charro Café, el restaurante mexicano más antiguo de Tucson. La leyenda dice  que el cocinero arrojó por accidente un burrito en la freidora y gritó “¡Chimichanga!” en vez de maldecir con una palabra similar, porque había niños presentes.

El panda querido de China

5.       Galletas de la fortuna

Algunos mensajes hasta incluyen traducciones chinas, pero las galletitas de la fortuna no tienen ninguna conexión con China. Estas sabrosas clarividentes tuvieron su origen en California, a principios del Siglo XX; Makoto Hagiwara, un inmigrante japonés, alegó ser su creador. Es gracioso pensar que, habiendo ganado popularidad en todo el mundo, el único lugar donde no son consideradas como cocina típica china… ¡es en China! Pero no importa, aún van a ser nuestra forma favorita de terminar una comida china en los Estados Unidos.

Oh La La, La France

6.       French Dip Sandwich

Probablemente, lo único francés de este sándwich es el baguette en el que se prepara. Fuera de eso, los franceses ignoran su existencia. Dos restaurantes de Los Ángeles se adjudican su invención: Cole’s en 1908, y Philippe The Original en 1918. Según la historia, el plato nació cuando uno de los cocineros arrojó por accidente un sándwich de roast beef en un sartén lleno de jugo de horno, ¡y al cliente le encantó!

7.       Vichyssoise

Esta espesa sopa hecha con puerros, cebolla, papas, crema y caldo de pollo ha suscitado un acalorado debate. Creada por un chef francés en el Ritz Carlton de Nueva York, debe su nombre a una ciudad francesa llamada Vichy. Sin embargo, siempre será estadounidense.

¡Son las té en punto!

8.       Muffin Inglés

El neoyorkino Samuel Bath Thomas inventó el English Muffin. En 1880, emigró desde Inglaterra a Nueva York, donde abrió una panadería. Allí, creó el “crumpet inglés”, vendido hoy como “muffin inglés”. Lo único inglés sobre ellos, es el idioma en el que está escrito. Aun así, puedes disfrutarlo junto a una taza de té.

El No Tan Cubano

9.       Sándwich Cubano

El sándwich cubano, también conocido como cubano, fue creado por inmigrantes cubanos que se asentaron en Tampa, Florida. Es similar al que la gente come en Cuba, sin embargo, la receta que conocemos hoy (jamón, cerdo, queso, pepinillos, mostaza y pan cubano) nació en los Estados Unidos. Durante la década del 30, este sándwich se popularizó entre los trabajadores que lo elegía para la hora del almuerzo.

 

¡Danken, Alemania!

10.       Torta Alemana de Chocolate

Los chefs alemanes son reconocidos por sus extravagantes recetas, por lo que nadie se atrevería a cuestionar los orígenes de este irresistible postre. Pero siempre existe una excepción a la regla y, esta vez, el creador de esta receta fue un estadounidense que, casualmente, se apellidaba “German” (“alemán” en inglés). En el año 1852, Sam German inventó un tipo de chocolate dulce para hornear para la Compañía de Chocolate de Panaderos Alemanes, que fue bautizado en su honor. Sin embargo, en la mayoría de las recetas modernas solo incluyen su apellido, lo que confunde a los hablantes de inglés quienes piensan que la receta es alemana. ¡Un editor hubiera salvado el honor de Sam durante todo estos años!

Una ruleta culinaria

11.       Aderezo ruso

Este aderezo ruso fue creado en Nueva Hampshire por James E. Colburn. Experimentando con kétchup y mayonesa, él terminó creando el Russian dressing y lo llamó así porque incluía un ingrediente ruso: caviar. Hoy en día suele ser un aderezo picante y la base de kétchup y mayonesa se complementa con rábano picante, cebolleta y otras especias.

“Ensuizar” un Bistec

12.       Bistec Suizo

El nombre de este bistec no se debe a su lugar de origen (Suiza) sino a la técnica utilizada al cocinarlo: “swissing”. Mediante este proceso, la carne se ablanda al darle golpes o amasarla. Una vez preparado, el bistec suizo debe quedar tan suave que no se necesite cuchillo para cortarlo. Y sin importar su nombre, esta delicia ha nacido y sido disfrutada en los Estados Unidos.

Fratelli d’Italia

13.       Espaguetis con albóndigas

Parece un poco tonto decir que este plato no es italiano. Sin embargo, si viajas a Italia no lo encontrarás en ningún menú, y si lo haces, probablemente haya sido para satisfacer a algún estadounidense nostálgico. Los orígenes de este platillo se remontan a fines de siglo 19 y comienzos del 20, cuando los inmigrantes italianos empezaron a consumir albóndigas con mayor frecuencia por su bajo precio. Al mismo tiempo, ganaban popularidad los espaguetis con salsa de tomate, por lo que no tomó mucho tiempo hasta que un chef neoyorkino  ensambló estos ingredientes y creó esta obra maestra. Nadie puede negar que este plato es estadounidense, después de todo, todos recordamos la escena del “beso espagueti” en la película “La Dama y el Vagabundo.” ¡Y es tan estadounidense como Walt Disney!

13-foods

¿Quién hubiera imaginado que todos estos platos fueron creados en los Estados Unidos? Ahora quizás podemos decir que algo es “tan estadounidense como… ¡una galleta de la fortuna!”

popped Emilia Alegre
Aunque mi certificado de nacimiento dice Córdoba, Argentina, yo me considero una ciudadana del mundo. Cuando tenía 12 años, mi familia y yo nos mudamos a Los Ángeles por cinco año y allí tuve la oportunidad de conocer a personas de todas partes de América Latina; fue una gran manera de conocer más acerca de diferentes culturas y probar platos tradicionales. La cocina siempre me permite relajarme y despejar mi mente. Mi familia juega un papel muy importante en mi vida, y no hay nada como la sensación de mimarlos con una comida casera reconfortante. Soy traductora profesional y me uní al equipo de Qué Rica Vida en octubre del 2012 como escritora. Aquí es donde mi pasión por la comida y los idiomas se unen; es por eso que nunca me siento como que estoy trabajando ... ¡simplemente disfruto "Lo Rico de la Vida!"

Comentario