Queso, ¡De lo Mejor!
Queso, ¡De lo Mejor!

De niña, mi mamá me preguntaba, “¿Qué quieres para la cena, una quesadilla o un sándwich de queso derretido?”. Mi mamá no cocinaba mucho, así que esas siempre fueron las dos opciones que tuve durante mi infancia. De cualquier manera, sabía que comería algo con queso, y con eso ya quedaba satisfecha. Mi mamá sabía preparar una quesadilla, y siempre me encantó devorar el delicioso queso Monterey Jack derretido. Creo que así fue como comenzó mi pasión por el queso.

Crecí comiendo Monterey Jack, ya que era tradición servirlo con todo. Acompañaba mis frijoles refritos, enchiladas, chile rellenos, chilaquiles, capirotada y era el relleno de mis quesadillas. No fue hasta mi adolescencia que comencé a probar otros quesos, además del cheddar y el provolone.

Cuando empecé a considerarme adulta, me autodeclaré una amante del queso. Viajé por toda Europa y disfruté de todos los quesos nuevos que pasaron por mi paladar. Recorrí muchas tiendas buscando quesos nuevos y sentía mucho entusiasmo ante la idea de traer estos quesos a mi cocina y ver cómo podía incorporarlos a mi dieta latina. A continuación comparto contigo algunos de los quesos más comunes y otros un poco más sofisticados, y cómo los uso.

Queso Fresco: ricota, mascarpone y el delicioso queso crema. Estos quesos súper suaves funcionan muy bien en los postres. Probé usar todas estas variedades para preparar flan. También me gusta usar el queso crema cuando preparo un relleno con queso dulce para las empanadas. También mezclo salsa con queso crema o ricota para crear una deliciosa salsa para untar. El mascarpone no solo sirve para el tiramisú, también puedes darle un rico sabor con azúcar o miel y convertirlo en una decoración mágica para el arroz con leche.

Queso Blando: havarti y feta para nombrar algunos. El delicioso feta acompaña regularmente mi plato de lentejas. Uso el queso feta con frecuencia para decorar los frijoles con aguacate, ¡y esta combinación es realmente exquisita! A veces preparo una torta con aguacate, havarti y jalapeño que es un manjar del cielo.

Quesos Semi Blandos: gouda, manchego y cheddar. Son algunas de mis texturas preferidas del queso. Me encanta comer queso manchego con una rebanada de membrillo o un trozo de manzana o pera. El gouda es un excelente acompañamiento para la fruta y las galletas saladas, y si puedes encontrar el queso gouda ahumado, ¡mucho mejor todavía!

Te invito a disfrutar la delicia de los quesos.

Publicado en: Qué hay de Rico, ¿Sabías Que?

También te puede interesar...

Deja un comentario

Video Destacado
Snowman

A Disfrutar la Navidad con Este Pastel de Muñeco de Nieve

La parte que más disfruto de la Navidad es preparar postres festivos. Todos los años aparecen nuevas y divertidas recetas …

En el Menú: Pillsbury

Publicidad


Publicidad
$(REMOTE_ADDR)