Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Panqueques

Celebremos el Maple Syrup Day

By Constanza Morales Oliver, December 17, 2012
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • Enviar
    0

Confieso que tengo una incurable debilidad por el dulce. Soy de las que opina firmemente que una comida no puede darse por terminada hasta que llegue el postre y que los platos dulces son aptos para cualquier hora del día, desde el snack de medianoche hasta la merienda de media tarde.

Por suerte para mí, hoy se celebra el Día Nacional del Jarabe de Arce o Maple Syrup, ese delicioso y espeso elixir que acompaña tan bien a los panqueques y waffles. Dada la ocasión, te invito a que celebres este día con uno de mis ingredientes dulces favoritos y lo que puede considerarse la versión mexicana del jarabe de arce: el aguamiel o miel de agave.

Para sacarle el máximo a este producto, propongo que la celebración ideal consista en utilizarlo como edulcorante para cualquier plato o bebida que normalmente lleve azúcar. El néctar de agave es también casi dos veces más dulce que la miel de abeja, por lo que requerirás menos cantidad para endulzar tus alimentos o bebidas.

Puedes conseguir este dulce almíbar en cuatro versiones principales: claro, ámbar, oscuro y virgen. La versión clara tiene el sabor más suave, el cual se va intensificando a medida que oscurece de tono. El agave virgen es ideal para los que prefieren degustar alimentos en su estado más natural.

Prueba un chorrito de agave en estos ricos desayunos:

popped Constanza Morales Oliver
Nací en Colombia pero me convertí en boricua después del matrimonio. Yo nací para ser periodista, pero también siento una gran pasión por la literatura infantil. Me mudé al sur de Florida y pronto descubrí un fascinante mundo - ¡mi cocina! Cuando cocino, regreso a mis raíces periodísticas: investigo y exploro. Me gusta pensar en mi cocina como una biblioteca, donde el elemento más importante es un viejo tarjetero lleno de recetas, notas y sugerencias acerca de mis descubrimientos. Mi familia es muy diversa, y como tal, mis platos favoritos son los que honran la diversidad que define la cocina latina. Después de todo, creo que esa es la mejor manera de reinventar nuestras tradiciones y asegurar que sobrevivan generación tras generación.

Comentario