English
Celebremos el Cream Puff Day

Celebremos el Cream Puff Day

By Constanza Morales Oliver, January 02, 2013
Error al añadir a los favoritos Ha ocurrido un error mientras movías tus favoritos. X
Error al añadir a los favoritos Ha ocurrido un error mientras movías tus favoritos. X

Las fiestas más encantadoras del calendario son las que celebran ricas tentaciones como la de hoy, 2 de enero: el cream puff (conocido en diferentes países como bocadito de nata o bomba de crema), un postre muy popular en el mundo entero. Las posibilidades de relleno son ilimitadas: desde helado hasta chocolate, pasando por la nata y sin dejar afuera la fruta.

Tan celestial manjar me remite a una todavía más exquisita creación, bastante más popular en América Latina y con la que propongo celebrar en grande esta fecha: el merengue. El merengue tiene la deliciosa virtud de hacerse literalmente agua en el paladar. Es una divina creación esponjosa que a la vista parece encerrada en una coraza áspera, pero al primer mordisco deleita por su extrema suavidad. Otra gran virtud que tiene es que sus ingredientes son muy económicos y se encuentran en todo hogar; con cuatro claras de huevos, azúcar y vainilla, ¡ya tienes todo! Una tercera virtud es su sencillísima preparación; el secreto radica en el horneado, pues los merengues requieren un gran tiempo de cocción a temperatura muy baja para que se sequen muy bien y no se aplasten. Yo agregaría una virtud más: su deliciosa versatilidad. Son el punto de partida para tentadoras combinaciones como estas ricas paletas.

Para darles un toque diferente, yo suelo adicionar a los merengues almendras picadas y para darles color les pongo colorante o cacao. También se le puede agregar a las claras batidas cáscara de limón o naranja rallada y una pizca de chocolate o coco. A mi esposo le encanta comerlos rellenos de dulce de leche y a mí me gustan con crema batida.

El merengue es tan sencillo y tan universal que puede servirte como un postre en sí o como base para decorar tortas y bizcochos. Se me ocurre, por ejemplo, que puede ser un gran relleno para estos pastelitos. Nunca un postre fue más sencillo y apetecido. Ya verás que es cierto eso de que no dura ni en la puerta de una escuela, ni en tu mesa y mucho menos en tu boca.

popped Constanza Morales Oliver
Nací en Colombia pero me convertí en boricua después del matrimonio. Yo nací para ser periodista, pero también siento una gran pasión por la literatura infantil. Me mudé al sur de Florida y pronto descubrí un fascinante mundo - ¡mi cocina! Cuando cocino, regreso a mis raíces periodísticas: investigo y exploro. Me gusta pensar en mi cocina como una biblioteca, donde el elemento más importante es un viejo tarjetero lleno de recetas, notas y sugerencias acerca de mis descubrimientos. Mi familia es muy diversa, y como tal, mis platos favoritos son los que honran la diversidad que define la cocina latina. Después de todo, creo que esa es la mejor manera de reinventar nuestras tradiciones y asegurar que sobrevivan generación tras generación.

Comentario