Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
notebook surrounded by fresh vegetables

De los Dichos a los Guisos: Nuestra Cocina es Todo un Refranero

By Laura Martínez, August 26, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Si hay una cosa que los franceses tienen en común con los latinoamericanos es que la mayoría de nuestros dichos y refranes populares tienen que ver con la gastronomía. Y es que, si bien tenemos culturas muy distintas, la comida -y la bebida- son parte fundamental no sólo de nuestra vida cotidiana, sino de cómo nos relacionamos con nuestros seres queridos.

Mi abuela Mane, que en paz descanse, era una buenaza para hacerse entender con dichos populares, y la mayoría de los que recuerdo a la perfección tienen que ver con la gastronomía. Y es que no importa si hablamos de sopa, pan, habas, tortillas, nopales, frijoles o arroz. La verdad es que nuestra cocina es un refranero hecho y derecho.

Dichos y refranes hay miles y de todos colores y sabores; aquí te dejo algunos que forman parte de mi lista de favoritos; no solo porque me parecen los más divertidos, sino también porque aplican de maravilla para situaciones de la vida cotidiana:

A buen hambre no hay pan duro: ¿Cómo no expresarla cuando alguien que tiene una necesidad muy grande de algo (y no necesariamente de comida) debe agradecer lo que le toca sin quejarse?

En todas partes se cuecen habas. Quiere decir que hay cosas que pasan hasta en las mejores familias.

Al pan pan y al vino, vino. Significa que hay que hacer, decir y aceptar las cosas como son.

A quien le dan pan que llore. Para quienes reciben algo bueno que, obviamente, no van a rechazar.

Hay otros dichos que son ideales para prevenirnos de hacer cosas tontas; por ejemplo: Ni bebas sin comer, ni firmes sin beber. También los hay para calificar a aquellas personas que sólo nos buscan cuando tienen un interés de por medio, como el mexicanísimo Al nopal lo van a ver sólo cuando tiene tunas; o cuando alguien es muy versátil y siempre está haciendo de todo en todas partes, decimos que es Ajonjolí de todos los moles.

Otros refranes que tal vez conozcas y que yo uso hasta sin darme cuenta:

Vamos al grano

Este arroz ya se coció

Las cuentas claras y el chocolate espeso

No está el horno para bollos

No me den atole con el dedo

Del plato a la boca se cae la sopa

Fresco como la lechuga

Y así podría pasar horas escribiendo mis favoritos, pero la verdad es que son muchos y ya me dio hambre.

¿Y tú? ¿Tienes en tu país otros refranes sobre comida y bebida que uses todo el tiempo? ¡Compártelos aquí!

popped Laura Martínez
Nací y crecí en la Ciudad de México, pero he vivido en Chile, Argentina, Singapur, Francia y Estados Unidos (Los Ángeles y Nueva York). Aunque no sé mucho acerca de estos lugares, hay una cosa que sé con certeza: me encanta su comida. Yo soy escritora y me especializo en los negocios y los medios de comunicación, pero me encanta leer y escribir sobre la comida. Crecí comiendo jamón crudo, fabada, y queso manchego con mi abuelo, que era español, y mi abuela mexicana podría muy bien haber sido la mejor cocinera del mundo de los chiles en nogada. Las especias españolas y mexicanas corren por mis venas, pero vivo con un francés. Él hornea su propio pan y prepara quiche lorraine o velouté en el invierno y una ensalada de crudités en el verano. La comida es el núcleo de mis historias más entretenidas y me encantaría contarte todo acerca de ellas. ¿Me acompañas?

Comentario