Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Postres en baño maria

El Baño María: Tu Mejor Aliado en la Cocina

By Laura Martínez, August 12, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

El famoso baño maría (o baño de María, como se le conoce en algunos países) es una de las invenciones más simples y al mismo tiempo más útiles que existen. En pocas palabras, el baño maría es el método que se usa para calentar lenta e indirectamente un líquido -o un sólido- usando agua caliente.

Recuerdo muy bien que, cuando era niña, mi mamá nos hacía un flan de vainilla delicioso y, si bien ni mis hermanos ni yo recordamos ahora la receta, algo que sí se nos quedó muy grabado es que el secreto estaba en prepararlo en baño maría. “Si no, no sabe igual”, decía siempre mi mamá, quien por cierto también se llamaba María -aunque no creo que ésa haya sido la razón de su preferencia.

Y a todo esto… ¿por qué se llama así o quién es la tal María que inspiró la genial invención? He leído varias teorías, incluyendo una que asegura que el método lo popularizó una alquimista ancestral conocida como María la Judía. Otros dicen simplemente que el nombre se inspira en la mismísima Virgen María, por aquello de la dulzura y gentileza con que se cocinan las cosas usando este sistema.

De cualquier manera, el caso es que el baño maría puede sacarnos de muchos apuros en la cocina. Por ejemplo, puedes usarlo para preparar un delicioso flan o bien para preparar conservas -dulces y saladas- y hacer fondue de chocolate. ¿No tienes un recipiente especial para hacer fondue? ¡Sin problemas! Coloca el chocolate en un recipiente pequeño y coloca éste dentro de uno más grande que contenga agua. Prende la llama, primero a todo lo que da y después al nivel medio y verás cómo se va derritiendo hasta quedar a punto para cubrir frutas, malvaviscos, pretzels, galletas o pedacitos de panqué. La gracia de usar este método para derretir chocolate es que así evitamos que se queme.

Además de ayudarnos en la preparación de postres y conservas, el baño maría tiene otros usos interesantes. Por ejemplo, se puede usar para derretir la miel que se haya endurecido dentro del frasco, para espesar leche condensada, mantener platillos calientes durante un largo período de tiempo y hasta para recalentar leche materna después de que ésta ha sido congelada.

Y tú, ¿sabes de algunos otros usos prácticos del baño maría? Compártelos con nosotros.

popped Laura Martínez
Nací y crecí en la Ciudad de México, pero he vivido en Chile, Argentina, Singapur, Francia y Estados Unidos (Los Ángeles y Nueva York). Aunque no sé mucho acerca de estos lugares, hay una cosa que sé con certeza: me encanta su comida. Yo soy escritora y me especializo en los negocios y los medios de comunicación, pero me encanta leer y escribir sobre la comida. Crecí comiendo jamón crudo, fabada, y queso manchego con mi abuelo, que era español, y mi abuela mexicana podría muy bien haber sido la mejor cocinera del mundo de los chiles en nogada. Las especias españolas y mexicanas corren por mis venas, pero vivo con un francés. Él hornea su propio pan y prepara quiche lorraine o velouté en el invierno y una ensalada de crudités en el verano. La comida es el núcleo de mis historias más entretenidas y me encantaría contarte todo acerca de ellas. ¿Me acompañas?

Comentario