Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Dulces de tamarindo

Pulpitas de Tamarindo: el Agridulce Perfecto

By Migdalis Pérez, April 03, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

El tamarindo es una de las frutas que más se cosecha en Niquero, mi pueblo natal. Por esa razón, no es de extrañar que este fruto y sus derivados puedan encontrarse allí fácilmente. De hecho, hay hasta una fábrica para hacer pulpitas, bolas hechas a partir de la pulpa y, para más señas, marcadamente deliciosas.

En no pocas ocasiones tuve que ir a hacer trabajo “voluntario” a esta factoría, junto con mis compañeros del pre-universitario. Casi siempre nos ponían a escoger los tamarindos más frescos, o a pelarlos, o a sacarle los restos de cáscara y semilla a la pulpa. No era una tarea fácil. Sin embargo, nos divertíamos (y comíamos) bastante. Te imaginas el panorama, ¿verdad?

Obviamente, allí aprendí a hacer las pulpitas: una vez que la pulpa está libre de residuos, se mezcla con azúcar moreno y se pone a cocinar hasta que esté bien espesa. Algo a considerar es que hay que moverla sin parar a fin de que la pasta no se pegue en el fondo de la olla. Cuando esté lista, se deja enfriar y, después, se hacen las bolitas del tamaño que uno quiera.

El paso siguiente consiste en servir un poco de azúcar en una bandeja y pasar las bolas por ahí; quedarán con el agridulce perfecto por dentro y completamente azucaradas por fuera. ¡Una verdadera delicia! Aunque a veces las preparo en casa, a partir de pulpa elaborada industrialmente, tengo que reconocer que casi siempre las consigo en el supermercado.

Resulta que mi esposo las descubrió un día por casualidad y me las trajo de sorpresa. Aunque estos tamarind ball candies –así se llaman en los Estados Unidos- tienen el mismo sabor que las pulpitas de mi pueblo, poseen un par de características diferentes: son más pequeños y algunos vienen con una semilla dentro. Pero no importa. El caso es que me recuerdan a las golosinas de mi Cuba querida.

Si eres amante del tamarindo y te gusta contar con meriendas diferentes, tanto para ti como para tus niños, las pulpitas pueden ser una excelente opción. Atrévete y hazlas tú misma, o búscalas en el supermarket. Créeme, no te arrepentirás. Yo siempre las tengo a mano, y cada vez que las saco, “vuelan”, como decimos en mi isla. ¿Te embullas entonces?

popped Migdalis Pérez
Aunque mi familia dice "comes como un pajarito" porque prefiero porciones más pequeñas, me encanta cocinar, descubrir nuevos sabores, y experimentar con recetas exóticas. Disfruto de programas de cocina y siempre estoy en la búsqueda de cualquier sugerencia o truco para ayudarme a mejorar mis habilidades culinarias. También me gusta sorprender a mis seres queridos con nuevos platos, volver a conectar con ciertos alimentos de mi infancia (los que nunca se olvidan), visitar nuevos restaurantes, y explorar la gastronomía de otros países. Soy periodista, cubana, y vivo en Miami donde me dedico por completo a la escritura. No dudes en visitar mi proyecto personal en revistacatalejo.com

revistacatalejo.com

Comentario