Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
stuffed-cabbage-dominican-nino-hero

Repollo Relleno, el “Niño Envuelto” Dominicano

By Elvira de las Casas, February 01, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

El repollo relleno me recuerda mi época de estudiante, y les cuento por qué. Por aquella época todavía yo vivía en Cuba, y en La Habana se vendían los rollitos de col rellenos de arroz y carne, en una salsa riquísima, enlatados. Las conservas se importaban, si mal no recuerdo, de Bulgaria, y como eran baratas, los estudiantes comprábamos varias latas y nos las llevábamos a la playa, donde pasábamos el día bañándonos en el mar, escuchando música y alimentándonos de aquella col exótica, llegada del país balcánico.

Cada vez que como rollitos de col me acuerdo de aquellos de mi adolescencia, aunque después los he comido mucho mejores.

Y es que ese plato es bastante universal, y recibe diferentes nombres de acuerdo con el lugar donde se prepara. El relleno se elabora con carne de res, cordero o cerdo, y se condimenta con ajo, cebolla y especias, aunque en algunos países se añade arroz o cebada, huevo, setas y verduras.

En Rusia le llaman “golubtsy”; en Turquía, “lahana dolmas”; en Grecia, “lahanadolmades”; en Alemania, “kohlroulade”, y en Bulgaria, “zeleva surma”. Pero quienes hacen un alarde de imaginación para nombrar este plato son los dominicanos: ellos llaman al repollo relleno “niños envueltos”, porque recuerdan a los bebés envueltos en su frazada.

En la República Dominicana es muy popular este plato, que se dice es un aporte de la inmigración árabe. Su principal ventaja es que es muy económico, pues se hace generalmente con la comida sobrante del día anterior.

Para prepararlo, se ablanda el repollo en agua con sal, y a medida que se va cociendo se van sacando las hojas para formar los rollitos. Se une una porción de arroz blanco con carne molida, la cual se cocina previamente con cebolla, pimiento, cilantro, puerro, salsa de tomate, ajo orégano y pimienta, y se rellenan las hojas con esta mezcla, dándoles forma cilíndrica. Después se colocan en un caldero y se hierven a fuego lento en agua con sal y un chorrito de aceite por unos 15 minutos. Se sirven con una salsa de tomate y especias.

Como ven, es bastante sencillo, y sus ingredientes están disponibles en todas las cocinas de hogares hispanos. Es una opción sabrosa y diferente para una comida ligera, que se puede completar con una ensalada y un postre casero. ¿Qué esperas? ¡Consiente a tu familia hoy mismo con este plato dominicano!

popped Elvira de las Casas
Aunque nací en Cuba, he vivido en Estados Unidos durante 22 años, y he trabajado como reportera y editora de varias publicaciones. Soy madre de dos hijos, tengo tres nietos y un marido maravilloso. Él decidió casarse conmigo después probar mi receta de frijoles colorados, lo que demuestra que el amor entra por la cocina. Contrariamente a la creencia popular, los cubanos sólo comen carne de cerdo y frijoles negros en la víspera de Navidad y otras fiestas. El resto del tiempo, tenemos una gran variedad de recetas para elegir. La tradición culinaria cubana ha ido evolucionando desde la época colonial y tiene influencias africanas. Es un crisol de culturas riquísimas. Los invito a probar un bocado.

Comentario