Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
stovetop flambe

El Flambeado es Cosa de Profesionales

By Migdalis Pérez, November 18, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Una de las cosas que más me llaman la atención en los restaurantes, es cuando el chef o el camarero flambean los alimentos delante de los comensales. ¿Verdad que resulta todo un espectáculo? No sé a ti, pero a mí me encanta el flambeado en ciertos platos a base de carnes y en las bananas Foster, uno de mis postres favoritos.

El proceso de flambear los alimentos consiste en rociarlos con una bebida alcohólica precalentada y luego prenderles fuego. Obviamente, dicha bebida debe tener un alto grado de alcohol para que se produzca el efecto deseado.

¿Cuáles son las más utilizadas? Pues el ron, el coñac, el brandy y el whisky. Los que dominan este tema dicen que según el platillo, así será la bebida a utilizar (ya sabes, en la cocina todo tiene su truco). Y que para que el flambeado no termine echando a perder la comida, o causando un accidente, hay que seguir ciertos pasos al pie de la letra.

Entiéndase: por más que queramos lucirnos ante nuestros invitados, sería preferible que le dejáramos esto a los profesionales. Es que flambear un plato no es tan simple como parece. Échale un vistazo a este resumen de los pasos, y ya me contarás:

  1. Si se hace en la cocina, apagar antes la campana extractora para que los residuos de grasa contenidos en ella no se enciendan.
  2. Asegurarse de que el alimento esté caliente o tibio (si está frío no se encenderá debidamente).
  3. Calentar y prenderle fuego a la bebida aparte (nada de echarla directo de la botella al plato).
  4. Una vez encendida, rociarla sobre el platillo rápidamente y alejarse lo suficiente para no sufrir los efectos de las llamas.
  5. Dejar que el fuego se apague solo, de lo contrario la bebida no terminaría de evaporarse y el plato quedaría con un gusto a alcohol quemado.

A simple vista, puede que todo esto te parezca sencillo, pero en realidad no lo es. A más de uno se le ha incendiado la cocina en el proceso y a no pocos se les ha chamuscado la comida. Yo lo intenté una vez y mejor ni te cuento el desastre que formé. Todavía me parece escuchar a mi mamá recordándome que “con fuego no se juega”.

Y tú, ¿te atreverías con el flambeado o no? ¿Alguna anécdota que contar?

popped Migdalis Pérez
Aunque mi familia dice "comes como un pajarito" porque prefiero porciones más pequeñas, me encanta cocinar, descubrir nuevos sabores, y experimentar con recetas exóticas. Disfruto de programas de cocina y siempre estoy en la búsqueda de cualquier sugerencia o truco para ayudarme a mejorar mis habilidades culinarias. También me gusta sorprender a mis seres queridos con nuevos platos, volver a conectar con ciertos alimentos de mi infancia (los que nunca se olvidan), visitar nuevos restaurantes, y explorar la gastronomía de otros países. Soy periodista, cubana, y vivo en Miami donde me dedico por completo a la escritura. No dudes en visitar mi proyecto personal en revistacatalejo.com

revistacatalejo.com

Comentario