Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Movimiento Slow Food: Mucho Más que Una Forma de Cocinar

Movimiento Slow Food: Mucho Más que Una Forma de Cocinar

By Luciana Lamberto, November 24, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

El movimiento Slow Food empezó con la idea de preservar la comida como un ritual al que es importante dedicarle tiempo, algo que mi abuela entendía perfectamente cuando se levantaba a las 6 de la mañana a cocinar para la familia. Como dice el lema de la organización global Slow Food, este movimiento “es una idea, una forma de vida y una forma de comer“.

Este movimiento comenzó en Italia, en 1986, en oposición a la apertura de una cadena de comida rápida en el centro de Roma, y ya tiene seguidores en 150 países. Si ves en un restaurante el logo del caracol (snail) es porque estás en un comercio asociado con el movimiento Slow Food. El caracol representa la lentitud y el tiempo necesario para hacer una buena comida.

Cada miembro de Slow Food se inclina por dedicar tiempo para la cocina y para comer. Suena bonito, aunque a veces resulta difícil ¿verdad? En realidad se trata un poco de volver a las raíces, a los tiempos en los que la comida casera era lo normal y no la excepción. Esto, estoy segura, tendría efectos positivos en nuestro ánimo y nuestras relaciones familiares.

Otra cosa que me gusta de esta organización es que valoran las tradiciones y la cultura gastronómica: cada bocado tiene un tiempo de cocción, un origen y un efecto en nuestro organismo y en nuestro medio ambiente.

Sé que no es fácil dedicar todo el tiempo que quisiéramos a la cocina, e incluso a comer, especialmente en las ciudades donde el ritmo de vida nos obliga a ir más rápido; pero poco a poco se puede empezar a bajar la marcha.

Si te interesa que tu familia aprenda más sobre este movimiento, Slow Food ofrece cursos para chicos, en los que se les enseñan los efectos de la comida  en las personas y en el medio ambiente. Esta ideología también favorece los cultivos orgánicos y los restaurantes que tengan el sistema ‘Farm to Table’, un servicio que ofrece alimentos traídos directamente de granjas cercanas, garantizando comida sana y con mucho sabor local.

¿Conocías el movimiento slow?

popped Luciana Lamberto
Lejos de ser una verdadera experta culinaria, mi pasión radica en aprender y compartir todo lo que implica la preparación de una comida, la historia detrás de una receta, y las historias que siguen después de una reunión alrededor de una mesa. Nací y me crie en Argentina, y soy amante del vino, una bebida que me acostumbré a apreciar con la familia. Mi padre me enseñó ya que el es un connoisseur de vino. Como lo hago con la comida, me encanta narrar las experiencias de cada copa de vino, ya sea con amigos, la familia o sola. Espero que disfruten de estas historias.

Comentario