Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Shrimp, crab and lobster

Mariscos: 10 Tips Para su Mejor Manejo Antes de Cocinarlos

By Elvira de las Casas, September 05, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Los mariscos son, para muchos, un plato que se consume en ocasiones. Para mí, sin embargo, son un alimento muy vinculado a mi vida familiar, pues como crecí en una ciudad costera, difícilmente pasábamos un domingo en casa sin almorzar un buen enchilado de camarones.

Mis hermanas y yo ayudábamos a mi abuela a limpiar los camarones y aprendimos a hacerlo tan bien, que ahora soy capaz de dejar dos o tres libras listas para la cazuela en unos minutos.

Limpiar crustáceos como la langosta, el langostino, el camarón y el cangrejo, es fácil. Pero con los moluscos como la ostra, el ostión y la almeja, y los cefalópodos como el calamar y el pulpo, es diferente.

Estos son algunos tips para manejar mariscos antes de cocinarlos o comerlos crudos.

1. Asegúrate de que no se hayan atrapado en zonas contaminadas. Rechaza los crustáceos con las extremidades rotas y comprueba que las antenas y los ojos estén brillantes y firmes.

2. Los moluscos que viven enterrados en la arena o el fango hay que sumergirlos en agua con sal varias horas, para quitarles la suciedad. Cambia el agua hasta que salga transparente y cepilla las conchas.

3. No compres mariscos congelados con el envase abierto, ni los paquetes con escarcha, que llevan tiempo almacenados.

4. Congélalos enseguida. Si vas a cocinarlos, sumérgelos en agua hirviendo con sal y luego pásalos por agua fría para que la carne se desprenda fácilmente.

5. Lava la tabla de cortar y los utensilios que uses con agua caliente y jabón.

6. Antes de cocinarlos, descongélalos en la nevera.

7. Corta las langostas por la mitad a lo largo. Retira el estómago y la vena que tienen entre la cola y el estómago.

8. Al cocer almejas, ostras o mejillones, colócalas en 1-2 pulgadas de agua hirviendo. Tápalas y deja que el vapor se forme por 4-5 minutos. A este punto ya deben estar abiertas; bota las que no se abrieron.

9. Los calamares se limpian quitándoles la cabeza y enjuagándolos. Retírales una varilla dura que tienen a un costado, y guarda la bolsa de tinta para cocinar. Para que se ablanden, remójalos unas horas en leche.

10. Las ostras, para comer crudas, guárdalas en el congelador una hora en una bolsa plástica. Sírvelas sobre una capa de hielo.

Como ves, preparar mariscos puede ser muy fácil. ¡Manos a la obra! Y tú, ¿tienes algún otro consejo sobre cómo manejarlos antes de cocinar?

popped Elvira de las Casas
Aunque nací en Cuba, he vivido en Estados Unidos durante 22 años, y he trabajado como reportera y editora de varias publicaciones. Soy madre de dos hijos, tengo tres nietos y un marido maravilloso. Él decidió casarse conmigo después probar mi receta de frijoles colorados, lo que demuestra que el amor entra por la cocina. Contrariamente a la creencia popular, los cubanos sólo comen carne de cerdo y frijoles negros en la víspera de Navidad y otras fiestas. El resto del tiempo, tenemos una gran variedad de recetas para elegir. La tradición culinaria cubana ha ido evolucionando desde la época colonial y tiene influencias africanas. Es un crisol de culturas riquísimas. Los invito a probar un bocado.

Comentario