Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Risotto sin Arroz: Suculentas y Novedosas Ideas Llenas de Sabor

Risotto sin Arroz: Suculentas y Novedosas Ideas Llenas de Sabor

By Karina Jurgensmeyer, May 17, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Nunca entendí a quienes dicen que en la cocina no tienen muchas opciones y terminan preparando siempre lo mismo. ¡Para mí es tan divertido estar entre ollas y sartenes y probar nuevas recetas! ¡Disfruto tanto al mezclar ingredientes y obtener nuevos sabores! De esta suerte de hobby de alterar un poco los platos tradicionales, salió un día el risotto sin arroz: luce como un risotto y se cocina igual; la única diferencia es que en vez de usar el ingrediente base (el arroz), uso otros cereales como la cebada, la quinoa o el farro. Se trata de ingredientes con los que no suelo cocinar muy a menudo y que en este tipo de platillos quedan exquisitos.

Al arroz ya lo uso mucho en otras comidas, por eso tuve el deseo de sustituirlo a la hora de hacer este risotto–para cambiar un poco los sabores y “despertar” el paladar. Mi primera alternativa fue la de utilizar cebada con arvejas, romero y panceta. ¡Cuánto sabor en un solo plato! Muchos piensan que para cocinar con cebada hay que dejarla en remojo toda la noche pero no, es un error. Aquí yo la preparé del mismo modo en que se cocina el arroz arborio en cualquier risotto (tostándolo primero y cocinándolo de a poco en caldo caliente después) y quedó de maravillas.

Tras haber probado con cebada, utilicé quinoa, mi cereal favorito. A esta sí hay que enjuagarla y dejarla en remojo para sacarle la saponina, toxina que le da el sabor amargo. Para este risotto sin arroz sofreí cebolla y ajo, agregué la quinoa bien lavada y luego añadí algo de vino blanco, caldo (que se va sumando de a poco, cada 15 minutos más o menos), distintas verduras, queso y semillas de girasol tostadas. ¡Que quien se aburra en la cocina pruebe este plato! Es una alternativa novedosa y súper fácil de hacer.

El farro tiene la misma textura que el arroz y es más suave que la cebada, por eso se me ocurrió utilizarlo en mi tercera variedad de risotto sin arroz. En esta ocasión, seguí una receta que mezclaba al trigo con espinaca, champiñones y queso brie, y obtuve un estupendo resultado.

¿Ves cómo siempre hay que probar cosas nuevas? Las alternativas en la cocina son infinitas y los risottos sin arroz son prueba de ello. ¿Qué otras variables cocinas tú?

popped Karina Jurgensmeyer
Siempre me he sentido un poco cosmopolita. Nací en Venezuela, pero me crie en Argentina, y ahora vivo con mi familia en los Estados Unidos. Mi familia es multilingüe y una mezcla importante de las culturas ya que mis abuelos son de España y Alemania. Debido a esto, he experimentado muchos tipos de cocina. Siento una gran pasión por la comida y amor por el periodismo que simplemente corre por mis venas. Qué Rica Vida combina dos pasiones que me describen: la cultura latina y la palabra escrita. Por favor, comparte conmigo.

Comentario