Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Manos mezclando masa y rodillo

Prepara 3 Tipos de Pan con la Misma Masa

By Migdalis Pérez, November 07, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Si por mí fuera, desayunaría tres veces al día. Sin exagerar. Ese amor por la primera comida diaria obedece a mi (casi) adicción por el pan, un alimento básico que me encanta de todas las maneras posibles y acompañado con lo que sea. No te extrañes si te digo que hasta he aprendido a hacerlo en casa. Porque, en honor a la verdad, no hay nada mejor que el olor a recién hecho de unos buenos panecillos caseros. ¿Verdad que ese aroma es irresistible?

Claro, como siempre ando bastante ajetreada con mis tareas cotidianas, he optado por seguir las enseñanzas de mi abuela, es decir, preparar una masa madre que me permita hacer tres diferentes tipos de pan sin mayores inconvenientes. Básicamente, mi objetivo es ahorrar tiempo en la cocina sin dejar de disfrutar de simples pero deliciosos panecillos.

Con esto del pan, en casa ha pasado de todo. Aparte de que cada miembro de la familia hace lo suyo para que la tarea sea más fácil, igualmente cada quien decide qué clase de panes preparará a partir de esa misma masa. A mí, por ejemplo, me fascinan los de flauta, pero mi mamá prefiere los redondos (molletes) y mi esposo los de molde. Como ves, cada quien tira por su lado, pero al final, siempre terminamos compartiéndolo todo.

Ahora que hablo de esto, me viene a la mente la primera vez que puse pan fresco sobre mi mesa. Recuerdo que era la mañana de un sábado y teníamos a mis primitas de visita en casa. Ellas decían que el olor que salía de la cocina era “taaaan rico” que decidieron levantarse de inmediato. Había que verles sus caras cuando les dije de qué se trataba. “Really?”, sólo atinaron a decir mientras se frotaban las manos. No tengo que decir que a cada rato regresan a casa para disfrutar de nuestro “baking day”.

Como dicha actividad ya se ha hecho habitual, he implementado algunas ideas para que no se vuelva cansona. Una de ellas es preparar bastante masa y congelar una parte. Es decir, dejo que se infle, le doy forma y la pongo en la nevera en bolsitas de plástico separadas. La otra consiste en reservar panecillos prehorneados (20 minutos en el horno). Así, cuando llegue el momento de consumirlos, todo será más rápido y sencillo.

¿Qué te parecen estas recomendaciones? ¿Verdad que pueden pasar de nuestra mesa a la tuya?

popped Migdalis Pérez
Aunque mi familia dice que "como un pajarito" porque prefiero porciones más pequeñas, me encanta cocinar, descubrir nuevos sabores, y experimentar con recetas exóticas. Disfruto de programas de cocina y siempre estoy en la búsqueda de cualquier sugerencia o truco para ayudarme a mejorar mis habilidades culinarias. También me gusta sorprender a mis seres queridos con nuevos platos, volver a conectar con ciertos alimentos de mi infancia (los que nunca se olvidan), visitar nuevos restaurantes, y explorar la gastronomía de otros países. Soy periodista, cubana, y vivo en Miami donde me dedico por completo a la escritura. No dudes en visitar mi proyecto personal en revistacatalejo.com

revistacatalejo.com

Comentario