Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Leche de almendras

Cómo Hacer Leche de Almendras Casera

By Migdalis Pérez, September 25, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Marcadamente deliciosa, la leche de almendras es un alimento muy presente en mi mesa. Cada vez que la preparo en casa, recuerdo aquellos días de mi infancia en los que mis amiguitos y yo nos peleábamos bajo el almendro del barrio para sacarle “la semillita” a cada fruta regada por el suelo.

Aquellas almendras eran tan pequeñitas que sólo alcanzaban para dejarnos un ligero sabor en la boca. ¡Pero cómo las disfrutábamos! Claro, algunas veces la “degustación” se veía truncada por un inesperado martillazo en un dedo. Eso también debo decirlo. Porque era a golpe de martillo, o de piedra, según el caso, que llevábamos adelante aquella cuasi titánica tarea.

En fin, que mi predilección por este fruto ha trascendido hasta hoy, y por eso lo consumo en todas las formas posibles. Ahora, para elaborar la leche en específico, usualmente utilizo almendras sin sal, a las que pongo en remojo desde el día anterior para que se ablanden un poco.

Los pasos siguientes consisten en escurrirlas, retirarles la cascarita (opcional) y pasarlas por la batidora junto con agua filtrada (cuanta más agreguemos, más ligera nos quedará la bebida). Una vez en este punto, hay que probar la consistencia. A mí, particularmente, me gusta un poco espesa, de modo que, si está muy líquida, le agregó más semillas y vuelvo a licuar la mezcla.

A continuación, la paso por un colador bien fino varias veces (el objetivo es retirar todos los restos de pulpa) y, cuando está totalmente homogénea, la echo en un recipiente hermético y la pongo en la nevera, no sin antes darle una probadita. Aclaro que hay gente a la que le gusta añadirle ciertos ingredientes, como sal, azúcar, miel, canela, vainilla, entre otros, pero eso es completamente opcional.

¿Cómo consumir la leche de almendras? Pues como uno prefiera. En mi caso, casi siempre la bebo sola, o junto con mi cereal favorito, o en batidos. Pero sé que es muy útil en la elaboración de muchísimas recetas (arroz con leche, pudín, salsa blanca, etc.). Otra cosa: los residuos de pulpa son utilizables, por ejemplo, para enriquecer panes y galleticas.

Agitar la leche antes de beberla y consumirla durante la primera semana tras su elaboración, son las otras cuestiones que debemos tener presente para disfrutarla mejor. Dicho esto, te animo a que la prepares pronto y le des tu toque personal. ¿Seguirás mi recomendación?

popped Migdalis Pérez
Aunque mi familia dice que "como un pajarito" porque prefiero porciones más pequeñas, me encanta cocinar, descubrir nuevos sabores, y experimentar con recetas exóticas. Disfruto de programas de cocina y siempre estoy en la búsqueda de cualquier sugerencia o truco para ayudarme a mejorar mis habilidades culinarias. También me gusta sorprender a mis seres queridos con nuevos platos, volver a conectar con ciertos alimentos de mi infancia (los que nunca se olvidan), visitar nuevos restaurantes, y explorar la gastronomía de otros países. Soy periodista, cubana, y vivo en Miami donde me dedico por completo a la escritura. No dudes en visitar mi proyecto personal en revistacatalejo.com

revistacatalejo.com

Comentario