Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Plátanos fritos

Celebremos la llegada de Colón a la Española

By Constanza Morales Oliver, December 05, 2012
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

La primera vez que visité la República Dominicana, recuerdo que me llamó mucho la atención que los nativos llamaban a su país ‘La tierra que más amó Colón’. Hoy hace 520 años que el mítico navegante genovés pisó por primera vez esta isla, que bautizó La Española.

También me llamó mucho la atención y alegró mucho mi paladar saber que el plátano goza de un lugar privilegiado en la cocina dominicana, ya que de él se elaboran una serie de aperitivos, platos principales y acompañamientos que aparecen prácticamente en cualquier comida del día. En honor al descubrimiento de esta isla, la primera en ser colonizada en América Latina, te propongo rendir tributo al Caribe con uno de sus platos más predilectos: los tostones o patacones.

Este sencillísimo plato no te tomará mucho tiempo de preparación. Sólo necesitas una sartén, aceite, sal y, por supuesto, plátanos. Asegúrate de que estos estén verdes, retírales la piel, córtalos en pedazos gruesos y ponlos a freír en abundante aceite. Una vez dorados, retíralos del fuego y escurre el exceso de grasa. Luego aplástalos (normalmente con una tostonera, pero también puedes usar un plato o un rodillo) y vuelve a freírlos en aceite hasta que queden crujientes. Sazónalos con sal o ajo en polvo y ¡qué viva la cocina caribeña!

popped Constanza Morales Oliver
Nací en Colombia pero me convertí en boricua después del matrimonio. Yo nací para ser periodista, pero también siento una gran pasión por la literatura infantil. Me mudé al sur de Florida y pronto descubrí un fascinante mundo - ¡mi cocina! Cuando cocino, regreso a mis raíces periodísticas: investigo y exploro. Me gusta pensar en mi cocina como una biblioteca, donde el elemento más importante es un viejo tarjetero lleno de recetas, notas y sugerencias acerca de mis descubrimientos. Mi familia es muy diversa, y como tal, mis platos favoritos son los que honran la diversidad que define la cocina latina. Después de todo, creo que esa es la mejor manera de reinventar nuestras tradiciones y asegurar que sobrevivan generación tras generación.

Comentario