Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
fresa

Cómo Sembrar Fresas

By Migdalis Pérez, August 04, 2016
  • Facebook
    2
  • Pinterest
    1
  • Guardar
    1
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    2
  • Pinterest
    1
  • Guardar
    1
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Si eres tan amante de las fresas como yo, seguramente te habrá pasado por la cabeza cultivarlas tú misma y así disfrutar de ese gustillo que se siente cuando uno cosecha lo que ha sembrado. Déjame decirte que plantar esta fruta no es tan complicado como podría parecer. Para empezar, puedes sembrarla tanto en la tierra de tu jardín como en macetas. Así de simple.

Si optas por la primera alternativa, te aconsejo que selecciones un lugar soleado, hagas varios surcos, agregues abono orgánico para nutrir la tierra y las siembres con una separación de 12 pulgadas entre una y otra. Aunque puedes utilizar semillas, lo más recomendable es comprar las plantas y trasplantarlas. Eso sí, asegúrate de que las raíces estén bien húmedas al momento de sembrarlas.

En caso de que escojas la segunda opción, cerciórate de colocar las macetas en un sitio donde haya suficiente luz solar y de fertilizar la tierra correctamente. También es importante que haya un adecuado sistema de drenaje para evitar que el agua del riego se estanque. Si esto sucede, correrías el riesgo de que las fresas se pudran.

A propósito del riego, tanto en uno como en otro caso conviene que las riegues con frecuencia, pero no demasiado. Es decir, las fresas requieren agua diariamente, no obstante, tampoco tienen que estar encharcadas. Fíjate en la tierra: mientras se note húmeda, no deberás regarlas.

Lo bueno de este tipo de fruta es que se arraiga con facilidad. Lógicamente, deberás vigilar de cerca todo el ciclo de cultivo, el que puede variar según la época de siembra (mejor si es a fines del invierno o durante la primavera). Otro factor que debes tener en cuenta, es retirar las primeras flores. De este modo, las fresas crecerán con más fuerza.

Una vez que las frutas estén bien rojas, puedes cosecharlas. Paralelamente, sigue cuidando las plantas, ya que continuarán dándote frutos por al menos cinco años más. Qué maravilla, ¿verdad? Del orgullo de saborear tus propias fresas y de las recetas que podrás elaborar a partir de ellas, ni te hablo. Es mejor que te decidas a sembrarlas y lo experimentes por ti misma.

¿Te animas entonces a cultivarlas? ¿Qué tal si aprovechas el fin de esta estación invernal o el inicio de la próxima primavera? Si lo haces, para fin de año estarías disfrutando de tu propia cosecha, literalmente. ¿Qué me dices?

popped Migdalis Pérez
Aunque mi familia dice "comes como un pajarito" porque prefiero porciones más pequeñas, me encanta cocinar, descubrir nuevos sabores, y experimentar con recetas exóticas. Disfruto de programas de cocina y siempre estoy en la búsqueda de cualquier sugerencia o truco para ayudarme a mejorar mis habilidades culinarias. También me gusta sorprender a mis seres queridos con nuevos platos, volver a conectar con ciertos alimentos de mi infancia (los que nunca se olvidan), visitar nuevos restaurantes, y explorar la gastronomía de otros países. Soy periodista, cubana, y vivo en Miami donde me dedico por completo a la escritura. No dudes en visitar mi proyecto personal en revistacatalejo.com

revistacatalejo.com

Comentario