Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Steak

Cómo Aprovechar el Rodizio en una Churrascaría

By Silvia Lucero, June 25, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Cuando vas a una churrascaría brasileña, es muy común que las primeras veces te sientas un poco abrumada con el sistema del rodizio y digas sí a todo lo que te ofrezcan, llenándote inmediatamente, sin dejar un huequito para lo mejor, que suele venir al final. Para disfrutar bien hay que empezar por lo básico; ¿estás lista?

¿Qué es el rodizio?

Es un estilo de servicio donde tienes una barra de ensaladas a la que puedes pasar cuantas veces quieras, mientras los meseros van desfilando por tu mesa con diferentes tipos de carnes en “espadas”. Tu eliges qué te van cortando y sirviendo en el plato. Todo por un precio fijo.

Por lo general, te dan una tarjeta que es verde de un lado y del otro roja. Cuando quieras que pasen por tu mesa, pones el color verde, cuando quieras detener por un rato el servicio, pones la roja.

¿Cómo saber a qué decir sí?

Si eres super carnívora y de buen diente, como yo, lo primero que te recomiendo es que no te llenes de ensalada. Después tienes que ser muy selectiva con los cortes que te vayan ofreciendo desde el inicio.

Te pueden llegar a ofrecer de diez a veinte cortes y tipos de carnes, entre los que se incluyen: linguiça, pollo, costilla de puerco, cabrito, corazón de pollo, filete de res, costilla de res, fraldinha (falda), cupim (morrillo), muchacho, maminha, lomo de aguja, chorizo picante, lomo de cerdo, chuleta de cordero, alcatra, filete mignon y picanha.

Claro está que todo depende del gusto de cada una, pero yo te recomendaría probar algún chorizo y esperar a los cortes de carnes rojas. Siendo realistas, no vas a alcanzar a probar todas, así que éstas son mis cinco recomendaciones:

Picanha: En mi opinión es la mejor, es la estrella de las churrascarías brasileñas. Es la parte trasera de la res o Colita de Cuadril, es jugosa y tiene mucho sabor, suele asarse sólo con sal.

Fraldinha: Es el centro de entraña; tiene un corte más delgado y muy fibroso, también con rico sabor.

Maminha: Muy suave y sin grasa, no se debe asar mucho para que no quede dura.

Cupim: Viene siendo la joroba, tiene bastante grasa, pero es muy suave.

Linguiça: Es una longaniza de carne de cerdo condimentada–hasta sabe un poco picante, lo que es muy común en el rodizio.

¿Cuáles son tus favoritas?

popped Silvia Lucero
Soy periodista y bloguera de viajes con dos grandes pasiones: conocer el mundo y degustar. Al ser de México crecí disfrutando y apreciando la gastronomía de mi país, cada reunión familiar, era un buen pretexto para que mi madre y mis tías hicieran un gran banquete, con ellas aprendí que cada platillo tiene una historia que contar y un buen pretexto para convivir con los seres queridos. Amo los sabores, olores y colores de la comida mexicana ¡con picante la vida es más sabrosa! Espero que disfrutes este viaje gastronómico.

Comentario