Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
bowl of white rice

Secretos de mi Abuela para Preparar Arroz

By Elvira de las Casas, April 17, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Aprendí a preparar arroz con mi abuela desde pequeña y sus secretos culinarios nunca los he olvidado; ¿cómo iba a hacerlo si para nosotros los cubanos, como para muchos latinos, la mesa no está completa si en ella no hay una fuente llena de arroz blanco, desgranadito y humeante?

La imagen de mi abuela, escogiendo el arroz y los frijoles en un mantel sobre la mesa, cada noche antes de acostarse, se me quedó tan grabada, que nunca me voy a la cama sin tener preparados los ingredientes que voy a usar al día siguiente y, por supuesto, sin medir el arroz que voy a cocinar. Por suerte, acá en los Estados Unidos el arroz se vende limpiecito, y solo hay que enjuagarlo para quitarle un poco de almidón antes de cocinarlo.

Y ese es, precisamente, uno de los valiosos secretos que me heredó mi abuela para preparar arroz. El arroz, para acompañar los frijoles, las carnes y pescado, debe ser de grano largo y, para que quede bien suelto, hay que enjuagarlo varias veces y agregarle unas gotas de jugo de limón antes de ponerlo a cocinar.

Aunque la mayoría de las personas ponen a hacer el arroz directamente con el agua, ella ponía a hervir el agua primero y, cuando rompía el hervor, entonces añadía los granos, la sal y el chorrito de jugo de limón.

La primera etapa de la cocción la hacía en una olla destapada, a fuego alto, y una vez que comenzaba a burbujear, bajaba el fuego y tapaba la olla. Al final agregaba un chorrito de aceite, revolvía con un tenedor en una acción que ella llamaba “peinar el arroz”, y cubría la olla con papel de estraza. Encima colocaba la taza y dejaba que el arroz terminara de cocinarse al vapor, con lo cual se impregnaba de aceite.

El caso es que el arroz blanco que hacía mi abuela quedaba espectacular, pero mucho mejor quedaban los moros, una combinación de arroz con frijoles negros aguaditos, para que los granos quedaran sueltos y el arroz no formara bolitas. Y para qué hablar del arroz con pollo, hecho con arroz tipo Valencia, de grano corto, que ella terminaba de cocinar regando en la cazuela una botella de cerveza.

Hace rato que mi abuela no está con nosotros, pero sus nietas atesoramos sus recetas de cocina. ¿Cuáles son los secretos que aprendiste cocinando con tu abuelita?

popped Elvira de las Casas
Aunque nací en Cuba, he vivido en Estados Unidos durante 22 años, y he trabajado como reportera y editora de varias publicaciones. Soy madre de dos hijos, tengo tres nietos y un marido maravilloso. Él decidió casarse conmigo después probar mi receta de frijoles colorados, lo que demuestra que el amor entra por la cocina. Contrariamente a la creencia popular, los cubanos sólo comen carne de cerdo y frijoles negros en la víspera de Navidad y otras fiestas. El resto del tiempo, tenemos una gran variedad de recetas para elegir. La tradición culinaria cubana ha ido evolucionando desde la época colonial y tiene influencias africanas. Es un crisol de culturas riquísimas. Los invito a probar un bocado.

Comentario