Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Sopa de bolas de quinoa y vegetales

Sopa de Pollo y Verduras con Dumplings de Quínoa Paso a Paso

By Adriana Amione-Agüero, January 09, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Ingredientes:

Sopa

2 cucharadas de aceite de oliva
1 cebolla pequeña, finamente picada (1/4 taza) 
1 diente de ajo, finamente picado 
2 zanahorias medianas, cortadas en rebanadas finas (1 taza) 
1 pimiento rojo mediano, picado finamente (1 taza)
1 poro (puerro) mediano cortado por la mitad a lo largo, cortado en rebanadas (2 tazas)
1 calabacita mediana, finamente picada
2 cartones (32 oz cada uno) de caldo de pollo Progresso™
2 tazas de pollo cocido deshebrado
2 cucharadas de eneldo fresco cortado
1/4 cucharadita de sal

Dumplings

1 1/3 tazas de mezcla para hornear Bisquick™ Original mix
2/3 tazas de quínoa cocida
6 cucharadas de leche
2 cucharadas de eneldo fresco cortado

Instrucciones:

Calienta el aceite de oliva en una olla o cacerola con tapa de 4 a 5 cuartos de galón a fuego medio-alto. Cocina la cebolla, el ajo, las zanahorias, el pimiento, el puerro (poro) y la calabacita aproximadamente de 5 a 10 minutos, revolviendo ocasionalmente hasta que las zanahorias estén tiernas.

Incorpora el caldo, el pollo, el eneldo y la sal. Calienta hasta hervir.

Mientras tanto, en un tazón mediano, mezcla Bisquick y la quínoa cocida. Mezcla la leche y el eneldo fresco hasta que se humedezcan.

Divide la mezcla en 18 partes iguales, incorpora la mezcla a la sopa hirviendo.

Cocina sin tapar a fuego medio-bajo durante 10 minutos, a un punto de ebullición bajo. Tapa; cocina entre 15 y 20 minutos o hasta que los dumplings estén blandos. Sirve la sopa caliente con dumplings.

popped Adriana Amione-Agüero
Nací y me crie en la Ciudad de México. Yo tenía 6 años cuando empecé a hacer tortillas en una mini prensa para tortillas, utensilio de cocina que todavía tengo. Siempre he estado interesada en la comida, por lo que el estudio de Artes Culinarias y Ciencias de la Alimentación fue algo ideal para mí. Hace trece años, salí de mi querido México en busca de un mejor futuro y así fue que llegue a los Estados Unidos. Ahora puedo decir que tengo el mejor trabajo del mundo: Cocinar y ser editora de alimentos para Qué Rica Vida. Me encanta la vida, la cocina, respirar y escribir acerca de los sabores del mundo, especialmente los sabores de Latinoamérica. ¡La comida es mi pasión!

Comentario