Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Charola de pan saliendo del horno

5 Tips para Usar el Horno y que tu Comida Quede Perfecta

By Andrea Baquero, July 29, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Usar el horno me parecía muy complicado antes de aprender los pasos básicos para hornear y lograr que mis recetas quedaran bien ricas. Luego de diferentes cursos y años de experiencia, aprendí a hornear. Por esto, compartiré contigo 5 tips indispensables para usar el horno.

1. Conoce bien tu horno y asegúrate de que funcione

Antes de preparar cualquier plato, debes conocer bien tu horno. Ahora, la mayoría de hornos son de gas, pero si tu horno es eléctrico, asegúrate de que funcione bien, o si horneas en el microondas, lee cuidadosamente las instrucciones. No olvides que, además, es importante que la circulación de aire funcione bien, pues es ésta la que ayudará a que tu preparación se cocine de manera homogénea.

2. Utiliza el molde adecuado

Cerciórate de tener un molde, parrilla o bandeja -dependiendo de lo que prepares- que quepa bien en el horno y en el que quepa, a su vez, tu preparación.

Aunque estos dos pasos iniciales para usar el horno son sencillos, te sorprenderás al ver y “degustar” el efecto que tienen sobre tus recetas. Asimismo, preparar una torta o cualquier masa horneada en un molde de tamaño exacto y material apropiado será el toque secreto para que tu masa parezca de repostería.

3. Pre-calienta el horno

Otro paso que siempre ignoraba y dejaba para último minuto era el de pre-calentar el horno. El problema es que al no hacerlo, el tiempo de cocción se veía afectado, y si se trataba de una masa y el horno no estaba lo suficientemente caliente, la masa no crecía, o peor aún, al final se me terminaba quemando.

Hoy en día es fácil pre-calentar el horno. Un horno corriente se toma aproximadamente 10 minutos en alcanzar la temperatura programada y muchos vienen con timer o alarma que te indica cuando el horno está listo para introducir la comida. No importa lo que estés cocinando, pero nunca lo introduzcas al horno antes de que éste alcance la temperatura deseada.

Además, mientras el horno se calienta, tu preparación tendrá unos minutos para reposar. Esto será muy conveniente -especialmente para masas de pasteles, muffins, cupcakes, etc.-, ya que este tiempo es clave para que los ingredientes secos se mezclen con los ingredientes húmedos. Una simple recomendación que hará la diferencia, según la experta en tortas Gina de Palma.

4. Coloca la misma cantidad de ingredientes en cada molde

Recuerda que si vas a hornear más de un molde a la vez, debes colocar la misma cantidad de ingredientes en cada uno de los moldes, -no importa que lo que estés cocinando sea pollo, pasteles o cualquier otra cosa- pues si no tienes cantidades iguales, cada molde necesitará un tiempo de horneado distinto y, además de hacer tu trabajo más difícil, al estar abriendo y cerrando el horno, tu preparación tendrá un horneado inconstante que resultará en el poco crecimiento de las masas, o en partes horneadas desigualmente.

5. Evita abrir el horno durante los primeros 20 minutos de horneado

El último tip que compartiré hoy contigo es que evites abrir las puertas del horno durante los primeros 20 minutos de horneado. Esto ayudará a que tus masas crezcan y a que tus alimentos queden bien cocidos. Una vez los primeros 20 minutos hayan pasado, podrás rotar tus alimentos y cambiar los ajustes de tu horno para que tu comida quede perfecta.

Estas son mis recomendaciones para ayudarte a obtener horneados perfectos, pero me encantaría saber ¿cuál es tu secreto para un horneado ideal?

popped Andrea Baquero
Probar diferentes tipos de comidas ha sido mi pasión desde que era niña. De hecho, cuando tenía dos años de edad, mi bisabuelo me encontró sentada en la mesa del comedor ¡dándome un banquete de queso azul! Cocinar y escribir sobre la comida también me apasiona, y eso es un resultado directo de la región, la cultura y la familia en la que me crie. Yo crecí en Colombia con una abuela cubana, un abuelo español, padre colombiano, madre suiza, madrina alemana, tías y tíos chilenos. Recuerdo lo importante que era comer en familia cuando vivía en Colombia y me gusta cocinar los platos que aprendí a hacer cuando vivía allá. La gastronomía de mi familia siempre ha sido una fuente de inspiración para mí. Ahora vivo en la ciudad de Nueva York y aprovecho su gran diversidad para descubrir nuevos tipos de cocina.

Comentario