Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Viandas

5 Tips para Pelar Viandas de la Manera Adecuada

By Migdalis Pérez, August 05, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Seguro coincidirás conmigo en que pelar viandas es una de las tareas más pesadas de la cocina. Esta fue una de las cosas que más trabajo me costó aprender. “La yuca no se pela como el boniato”, me indicaba mi madre cada vez que me veía haciéndolo todo al revés. Consecuentemente, no fueron pocas las ocasiones en que me corté por ese motivo. ¡Y cómo arden esas heriditas!

“Es que tienes que guiarte por mí”, volvía a la carga mi mamá mientras yo me preguntaba cómo ella se las arreglaba para sacarle la cáscara a todas las viandas, así, tan fácil, rápido y sin accidentes. Muchas horas de cocina tuve que acumular para cogerle la vuelta al asunto. El caso es que hoy puedo brindarte algunos tips para facilitarte la tarea, al menos para cinco alimentos básicos de nuestra gastronomía latina.

  1. Papa: En vez de pelarlas antes de cocerlas, córtalas en rodajas gruesas con todo y cáscara; luego, échalas en agua hirviendo y cocínalas durante 20 minutos; retíralas del fuego y ponlas dentro de un recipiente con hielo y agua por unos 20 segundos. Finalmente, retira la piel con los dedos. Verás que saldrá rápido y facilito. Si vas a freírlas, échale mano al pelapatatas, una herramienta que también sirve para pelar frutas y verduras. Y si se trata de papas asadas, puedes cocinarlas con la cáscara y comértela. Caso contrario, retírasela con la ayuda de un papel toalla cuando hayan perdido un poco de calor.
  2. Boniato: Si vas a comerlo cocido, puedes seguir las mismas indicaciones anteriores. Si vas a freírlo, retírale los extremos primero y luego sácale el resto de la cáscara con la ayuda de un cuchillo tradicional.
  3. Yuca: Para pelarla, empieza por quitarle los “tronquitos” de ambos extremos; luego, córtala en pedazos de unos 10 centímetros para que te resulte más fácil manejarla; toma cada trozo y hazle un corte superficial, pero que abarque tanto la corteza oscura de afuera como la blanca de adentro; introduce el cuchillo en dicha abertura y deslízalo poco a poco entre la cáscara blanca y la parte comestible. Una vez retirada toda la corteza, corta los trozos en tiras gruesas para que la cocción sea más rápida.
  4. Plátano: Si se trata de plátano verde (también conocido como macho o grande), quítale ambos extremos primero; después, realiza unos pequeños cortes longitudinales en cada punta, justo sobre sus “aristas”; luego, introduce tus dedos o el cuchillo debajo de la cáscara semicortada y retírala del todo haciendo un movimiento en forma de palanca. Si se trata de plátano maduro (el mismo plátano grande, pero maduro: no el platanito fruta o guineo), quítale ambos extremos, hazle una abertura a todo lo largo y a continuación, sácale toda la cáscara con la ayuda de los dedos.
  5. Calabaza: Esta es una de las viandas con la corteza más dura. Para pelarla fácilmente tienes tres opciones. La primera: retírale los extremos, córtala en trozos grandes y ponla en el microwave durante dos minutos. La segunda: envuelve la calabaza entera en papel aluminio y colócala en el horno precalentado a 180º durante 10 minutos (en ambos casos, la cáscara se ablandará y te resultará sencillo eliminarla). La tercera: cocínala con la corteza y retírasela después de cocida, aunque también puedes comértela si se trata de una calabaza tierna.

Como ves, pelar viandas no tiene por qué resultar engorroso. Basta con que apliquemos estos tips y tomemos las precauciones necesarias para salir ilesas del proceso. ¿Conoces algún otro consejito que pudiera servirnos? ¡Compártelo!

popped Migdalis Pérez
Aunque mi familia dice que "como un pajarito" porque prefiero porciones más pequeñas, me encanta cocinar, descubrir nuevos sabores, y experimentar con recetas exóticas. Disfruto de programas de cocina y siempre estoy en la búsqueda de cualquier sugerencia o truco para ayudarme a mejorar mis habilidades culinarias. También me gusta sorprender a mis seres queridos con nuevos platos, volver a conectar con ciertos alimentos de mi infancia (los que nunca se olvidan), visitar nuevos restaurantes, y explorar la gastronomía de otros países. Soy periodista, cubana, y vivo en Miami donde me dedico por completo a la escritura. No dudes en visitar mi proyecto personal en revistacatalejo.com

revistacatalejo.com

Comentario