Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Cocinando con Té

Cocinando con Té

By Nicole Presley, February 22, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Generalmente me ocurre en cuanto se pone el sol y le doy a mi hijo un beso de buenas noches. Ahí comienzo a sentir un fuerte antojo por el té. Durante mi infancia, mi abuelo hervía palitos de canela y servía el té caliente en un tazón. Le agregaba una cucharada de azúcar y un chorrito de leche para comenzar la mañana. Me encantaba estar cerca del tazón y admirar el hermoso color marrón y rosa del té una vez que se agregaba la leche. Su color y aroma eran tan tentadores… así fue mi primera experiencia con el .

El té de canela y el té para la hora de dormir fueron los únicos dos que probé desde pequeña.

No fue hasta la adolescencia que comencé a probar otros tipos de té y descubrí las extraordinarias variedades que existen. Algunas son: té oolong, té negro, té verde, té de menta, té de camomila, té earl gray, té chai, té de manzana, té de frambuesa, té de jengibre, té english breakfast y todo tipo de especias que conseguía para hacer té.

Después de cumplir los veinte años, empecé a incorporar el té en mis recetas de cocina. Comencé con algo tan sencillo como la menta. La hervía y usaba para darle más sabor a la limonada, pero luego comencé a usar mi té de menta como parte de la maceración para las costillas de cordero. Ahí fue cuando se me ocurrió esta gran idea: “Podía usar el té para realzar el sabor de muchos tipos de platos, productos preparados al horno, macerados, aderezos y tragos”. Tenía muchas ganas de comenzar a experimentar. Cuando una receta indicaba usar agua, pensaba en cómo agregar sabor al agua para que la receta resultara más sabrosa.

Estas son algunas ideas para usar el té de manera diferente:

¿Te sobró té que preparaste? Guárdalo y úsalo más tarde para macerar carnes o agregarlo a las salsas.

Sustituye el té preparado por agua cuando cocines cereales como arroz, farro, avena y quinoa.

Soy fanática de la mantequilla y los aceites saborizados. Agrega un saquito de té con sabor en un poco de mantequilla derretida o aceite tibio. Cubre y deja macerar durante una hora. Luego retira el saquito de té.

También puedes agregar hojas de té bien picadas a la harina cuando prepares pizza o un pastel. Puedes usar el mismo método como si estuvieras haciendo un preparado para el pollo frito o el pescado rebozado.

Otra idea es agregar té en polvo (puedes usar la moledora de café para pulverizar el té) como decoración o usarlo para adobar una carne o para realzar el sabor de la harina.

Además, puedes dar un toque de picante al chocolate caliente. Agrega un saquito de té o un palito de canela a la leche cuando la calientes, y luego mezcla el chocolate y retira el té para usar la leche. Así tendrás una sutil nota del sabor del té que usaste.

¡El té es una excelente forma de dar más sabor a cualquier plato o trago sin agregar calorías!

popped Nicole Presley
Soy amante de la cocina y desarrolladora de recetas y cocino, como, respiro y hablo cocina. Escribo un blog de recetas originales llamado Presley’s Pantry desde mi casa en el este de Los Ángeles, y mi enfoque es en la comida de confort y tengo una serie de webisodios divertidos desde mi cocina. Soy una de las Top 70 Latina Blogueras de LATISM en toda la nación, y también soy co-creadora de “The Two Good Eggs”, un blog de desayuno. Por favor, visita mi blog en http://presleyspantry.com

http://presleyspantry.com

Comentario