Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Variedad de frijoles secos

Secretos de Cocina: El Congelador, Tu Mejor Amigo

By Claudya Martinez, March 31, 2015
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    138
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    138
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

La única manera de ahorrar tiempo es parando el tiempo. Pero ya que eso es bastante improbable, lo mejor que podemos hacer es congelar ingredientes que luego podemos descongelar y usar de varias maneras. También podemos preparar algunas comidas y congelarlas, como sopas y caldos, parar ahorrar tiempo cuando andamos con prisa. Aquí tienes algunos secretos de cocina a la hora de congelar la comida.

Sopas y Caldos
La bandeja para hacer cubitos de hielo es uno de los aparatos menos utilizados en la cocina, pero posiblemente uno de los más útiles. Se pueden llenar con caldo, congelar y luego guardar los cubitos en bolsas plásticas reutilizables. Para porciones más grandes, utiliza una bandeja de hacer muffins. Las sopas a base de caldo y arroz como el pozole se mantienen bien en el congelador, pero evita congelar sopas que contengan productos lácteos porque tienden a separarse.

Pasta de Tomate
Es fácil olvidarse de las latas de pasta de tomate que abrimos y luego guardamos en el refrigerador. Lo mejor es guardar la pasta restante en envoltorio plástico en forma de cilindro. Colócala en el congelador hasta que esté firme (unos 30 minutos) y luego sepárala en porciones del tamaño de una cucharada. Vuelve a ponerlas en el envoltorio plástico y guárdalas en el congelador.

Chipotles en Adobo
Los chipotles ahumados y rellenos son muy versátiles pero una pequeña cantidad es suficiente para la mayoría de los recetas. Haz un puré con los chipotles en su salsa y congélalos en la bandeja de hacer cubos de hielo, y luego guárdalos en bolsas plásticas reutilizables. Descongélalos en el refrigerador cuando se vayan a usar.

Sofrito
Es difícil sobrestimar la importancia del sofrito; esa mezcla de hierbas, cebollas, ajíes y ajo salteados en aceite de oliva que sirve de base para tantas recetas. Todo el mundo tiene una variación pero siempre es buena idea hacer un poco más. El aceite ayuda a preservar las hierbas frescas y se puede congelar en porciones pequeñas, o en puré guardado en las mismas bandejas de hacer los cubitos de hielo.

Tortillas
Las tortillas de maíz vienen en cantidades grandes, pero su vida útil es corta. Para que duren más tiempo, separa las tortillas en cantidades pequeñas y envuélvelas bien en envoltorio plástico. Guárdalas en el congelador por un tiempo de hasta 2 meses. No es necesario descongelarlas ya que se pueden calentar directamente en una sartén o comal por unos minutos de ambos lados antes de servirlas.

Frijoles y Alimentos Asados
Hay ciertos aromas y recuerdos que me hacen pensar en la cocina de mis abuelos y algo irónico es que uno de esos olores es el del plástico quemado. Cuando era pequeña, mis abuelos siempre hacían grandes cantidades de frijoles que luego congelaban en bolsas plásticas y las sellaban con un aparato de uso industrial. Las bolsas de frijoles siempre aparecían durante fiestas o feriados. Hoy en día podemos usar la bolsas plásticas reutilizables. Si vas a hacer un asado para el fin de semana, entonces es buena idea hacer el doble. El asado se puede congelar en su líquido y luego se puede descongelar un día antes de asarlo para ahorrar tiempo, y darte el lujo de una rica cena cualquier día de la semana.

Pon estos consejos de cocina en práctica y ¡hazte amigo de tu congelador!

popped Claudya Martinez
Claudya nació y creció en California donde fue criada por madre soltera de origen mexicano. La comida siempre ha sido una extensión del amor, la cultura y la creatividad en su vida. Algunos de sus primeros recuerdos son de sus tías, tíos, abuela, y mamá compartiendo su afecto a través de delicias creadas en la cocina. No puede pensar en los buñuelos sin recordar a su amada tía haciéndolos durante la navidad; las sopas siempre le recuerdan a su abuela; las tortillas caseras le hacen pensar en su tía; y las calabacitas de su madre siempre le hacen sentir especial. Ella cree firmemente que la buena comida no solo alimenta el cuerpo, sino que también alimenta el alma. Ella te invita a visitar su blog, Unknown Mami, donde comparte sus vivencias como mamá.

Comentario