Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Anis y semillas de sesame

Anís y Ajonjolí: Cómo Diferenciarlos

By Elvira de las Casas, September 12, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Las semillas de anís y ajonjolí se prestan a confusión, pues en la cocina occidental se usan ambas al confeccionar panes y pasteles.

Aprendí a valorar el ajonjolí, o sésamo, gracias a una amiga de ascendencia libanesa a quien no pueden faltarle esas semillas en su cocina. Ella no solo las usa para elaborar tortas y pasteles, sino que las tuesta y las muele con aceite para hacer una deliciosa crema de sésamo conocida como tahini. También las mezcla con garbanzos, ajo, perejil, cilantro y pan rallado y prepara falafel.

En occidente es común usar las semillas de sésamo molidas con otras especias para hacer salsas y moles mexicanos, aderezar ensaladas o incluirlas en dulces y galletas. Yo las uso con salsa de soya para adobar el salmón–me encanta su sabor, que me recuerda un poco al de la nuez. Mi amiga dice que el ajonjolí siempre se debe comprar crudo y tostarlo cuando se vaya a consumir, en una sartén sin engrasar, para que desprenda todo su aroma.

Otras semillas que se añaden frecuentemente a los panes y pasteles son las de anís, una de las especias más antiguas que se conocen. Por su color y tamaño, son muy parecidas a las de ajonjolí y tienen muchos usos en la cocina. Las hojas se utilizan para condimentar ensaladas, verduras, carnes y mariscos. Y sus semillas se usan como ingredientes de panes, salsas, rellenos y salchichas. De esta planta se extrae la esencia para licores como el anisete y el Pernod.

En la cocina de Marruecos, buena parte de los platos se condimentan con sésamo, anís e hinojo. El hinojo tiene un sabor anisado, por lo que en ocasiones puede usarse como sustituto del anís.

En Latinoamérica, se usa el anís para condimentar las arepas venezolanas y como ingrediente del enyucado colombiano (un pastel de yuca y queso que es una delicia). En Argentina y Uruguay se preparan unos bizcochitos, parecidos a los lady fingers, a los que se les da sabor con estas semillas. ¿Conoces otros platos que lleven sésamo y anís? ¿Quieres compartirlos con nosotros?

popped Elvira de las Casas
Aunque nací en Cuba, he vivido en Estados Unidos durante 22 años, y he trabajado como reportera y editora de varias publicaciones. Soy madre de dos hijos, tengo tres nietos y un marido maravilloso. Él decidió casarse conmigo después probar mi receta de frijoles colorados, lo que demuestra que el amor entra por la cocina. Contrariamente a la creencia popular, los cubanos sólo comen carne de cerdo y frijoles negros en la víspera de Navidad y otras fiestas. El resto del tiempo, tenemos una gran variedad de recetas para elegir. La tradición culinaria cubana ha ido evolucionando desde la época colonial y tiene influencias africanas. Es un crisol de culturas riquísimas. Los invito a probar un bocado.

Comentario