Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Hamburguesa

Hamburguesa Con un Twist: Cómo Hacer una Buena Frita Cubana

By Migdalis Pérez, October 07, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Dicen que a mediados del siglo pasado, la frita era un tentempié muy frecuente en las calles de La Habana. Los puestos de venta pululaban por doquier, y no eran pocos los transeúntes que, embriagados por su aroma, se detenían a degustar aquella suerte de hamburguesa cubana. Mi abuelo, quien fue testigo de la gran demanda que provocaba, hablaba maravillas sobre ella. Y hasta disponía de un “día de la frita en familia“, el domingo, a fin de que nadie se quedara sin probarla.

No tuvo que pasar mucho tiempo para que mi abuela decidiera hacer sus propias fritas. Todavía no sabemos qué hizo para conseguir la receta, pero el caso es que le quedaban riquísimas, igualitas a las originales. Mi mamá, quien también aprendió a hacerlas, cuenta que mi abuelita usaba ingredientes de primera, pues mi abuelo era el carnicero del barrio. Y ése–no cabe duda–era un buen punto a su favor.

A propósito de los componentes de esta receta, hay que decir que la frita cubana se asemeja a la hamburguesa americana, pero incluye ingredientes muy particulares, que son los que la distinguen de su “pariente” anglo: carne de res, chorizo, ajo, cebolla, pimientos verde y rojo, comino, harina, pimienta, sal y galleta en polvo.

¿Cómo se elabora? Aquí los pasos: lo primero que hay que hacer es moler la carne y el chorizo junto con el resto de los ingredientes hasta conseguir una pasta homogénea; después, formar bolas uniformes y cocinarlas un poco a la plancha al tiempo que se aplastan para darles la típica forma plana. Lo que sigue es freírlas durante un minuto y devolverlas a la plancha a fin de sacarles la grasa sobrante.

Una vez hecho esto, toca el turno de tostar los panecillos, untarles un poco de ketchup, agregarles la frita y ponerles cebolla picadita más papas fritas al estilo juliana. Listo. Y entonces… A degustar el sabroso platillo junto con un buen batido de fruta, tal como se sirve aquí, en Miami, donde maestros friteros ensalzan la tradición de La Habana de aquellos tiempos.

Si te apetece saborear este bocadillo, te animo a que vengas a esta ciudad o a que lo prepares en casa. Verás que no tiene nada que envidiarle a la famosa hamburger americana. ¿Te apuntas, o no?

popped Migdalis Pérez
Aunque mi familia dice que "como un pajarito" porque prefiero porciones más pequeñas, me encanta cocinar, descubrir nuevos sabores, y experimentar con recetas exóticas. Disfruto de programas de cocina y siempre estoy en la búsqueda de cualquier sugerencia o truco para ayudarme a mejorar mis habilidades culinarias. También me gusta sorprender a mis seres queridos con nuevos platos, volver a conectar con ciertos alimentos de mi infancia (los que nunca se olvidan), visitar nuevos restaurantes, y explorar la gastronomía de otros países. Soy periodista, cubana, y vivo en Miami donde me dedico por completo a la escritura. No dudes en visitar mi proyecto personal en revistacatalejo.com

revistacatalejo.com

Comentario